Sinterizadas, semimetálicas y orgánicas. ¿Qué tipo de pastilla de freno elegir?
Mecánica

Sinterizadas, semimetálicas y orgánicas. ¿Qué tipo de pastilla de freno elegir?

27
ene 2015

Las pastillas de los frenos de disco de una bicicleta de montaña son uno de esos componentes que no suelen llamar demasiado la atención hasta que no comienzan a dar problemas; pérdida de rendimiento, chirridos varios o ambas cosas a la vez. Con la aparición de los frenos hidráulicos de disco en el mundo del ciclismo de montaña, la gran fiabilidad asociada a los mismos ha conseguido que muchos ciclistas olviden que un simple cambio del tipo de pastillas utilizadas puede modificar de forma drástica el rendimiento de un freno de disco, siendo indispensable conocer los tipos de pastillas existentes en el mercado y sus ventajas e inconvenientes.

Sinterizadas, semimetálicas y orgánicas. ¿Qué tipo de pastilla de freno elegir?

En la actualidad, en el mercado podemos encontrar básicamente tres tipos de compuestos, pudiendo hacer uso de pastillas sinterizadas, orgánicas y semimetálicas. Elegir correctamente el tipo adecuado de compuesto depende de nuestras necesidades y hábitos de conducción, pero siempre resulta aconsejable conocer en qué se diferencian cada una de estas pastillas y qué ventajas e inconvenientes presentan según el compuesto utilizado.

Pastillas sinterizadas

Sinterizadas, semimetálicas y orgánicas. ¿Qué tipo de pastilla de freno elegir?

También denominadas pastillas metálicas, este tipo de pastillas hace uso de un proceso de fabricación que permite la transformación de partículas metálicas en partes metálicas sólidas. El material de fricción de las pastillas sinterizadas está formado por diferentes partículas metálicas (cobre, bronce, hierro, etc) unidas entre sí mediante una combinación de calor y presión, dando forma al producto final: una pastilla sinterizada.

Ventajas:

  • Mayor durabilidad y resistencia a las altas temperaturas.
  • Excelente rendimiento en condiciones extremas, tales como ambientes húmedos y terrenos arenosos o fangosos.

Inconvenientes:

  • El perfecto acople de la superficie de fricción puede tomar algún tiempo, además de ser mucho más ruidosas que las pastillas de otros compuestos.
  • La 'mordida' inicial es menos eficiente, debido a la elevada dureza del material de fricción. Una vez acopladas, desgastan el disco mucho más rápidamente.
  • Transfieren mucho más calor a la pinza de freno, debiendo prestar atención al tipo de aceite (mineral) y latiguillos utilizados en nuestro sistema hidráulico de frenos de disco.

Pastillas orgánicas

Sinterizadas, semimetálicas y orgánicas. ¿Qué tipo de pastilla de freno elegir?

Las pastillas orgánicas están realizadas, tal y como indica su nombre, a base de fibras orgánicas (aramida, grafito, etc) e inorgánicas (vidrio, carbono, etc) por lo general unidas entre sí mediante resinas especiales. No son tan duraderas como las pastillas sinterizadas, aunque ofrecen una mejor 'mordida' inicial y un funcionamiento mucho menos ruidoso. Este compuesto, más blando que el de las pastillas metálicas, proporciona una mejor modulación de la potencia con un menor ruido de funcionamiento, aunque también presenta una menor potencia de frenado y una menor resistencia al calor.

Ventajas:

  • Excelente 'mordida' inicial.
  • El compuesto ideal para eliminar el molesto chirrido de los frenos.
  • No transfieren un excesivo calor a la pinza de freno, por lo que no existen problemas derivados del tipo de aceite utilizado ni del material de los latiguillos de freno.

Inconvenientes:

  • Durabilidad de las pastillas mucho menor que los compuestos sinterizados, pudiendo incluso ser 'fundidas' en condiciones extremas de uso.
  • El compuesto orgánico tiende a vitrificarse, siendo necesario un pequeño rodaje térmico (frenar de forma progresiva y moderada) durante los primeros kilómetros para evitar 'quemar' las pastillas.
  • Menor rendimiento a altas temperaturas.

Pastillas semimetálicas

Sinterizadas, semimetálicas y orgánicas. ¿Qué tipo de pastilla de freno elegir?

Las pastillas semimetálicas tienen como objetivo obtener lo mejor de los dos compuestos anteriores: la misma 'mordida' inicial y el inmejorable funcionamiento silencioso de las pastillas orgánicas, pero con la resistencia al desgaste y a las altas temperaturas de las pastillas sinterizadas. Las pastillas semimetálicas están realizadas a base de diferentes fibras orgánicas e inorgánicas combinadas con fibras metálicas, utilizando resina fenólica como aglutinante del compuesto.

Ventajas:

  • Buena 'mordida' inicial y fácil acoplamiento de las pastillas a los discos.
  • Soportan temperaturas más altas que las pastillas orgánicas, mejorando el rendimiento de los frenos en condiciones de uso intenso.
  • Son silenciosas.
  • Más duraderas que las orgánicas, pero no tanto como las pastillas sinterizadas.

Inconvenientes:

  • Se pueden desgastar con mucha rapidez en condiciones muy extremas, incluso sin ofrecer un rendimiento óptimo debido a las fibras metálicas del compuesto.
  • El compuesto semimetálico también tiende a vitrificarse, siendo necesario un pequeño rodaje térmico (frenar de forma progresiva y moderada) durante los primeros kilómetros para evitar 'quemar' las pastillas.
  • Menor rendimiento que las pastillas sinterizadas a temperaturas especialmente elevadas.

¿Qué tipo de pastilla elegir?

Como es habitual, elegir el tipo de compuesto adecuado para nuestras pastillas de freno siempre dependerá de nuestro estilo de conducción, de nuestras preferencias personales e incluso de las condiciones del terreno por el que vayamos a rodar. En términos generales, las pastillas semimetálicas pueden resultar ser la mejor opción para la mayor parte de los ciclistas, aunque siempre sin olvidar que cada persona tiene sus propias preferencias y/o necesidades y la decisión más acertada sólo nos la podrá dar nuestra propia experiencia.