La Specialized Demo de Aaron Gwin, robada en su propio garaje
Bicicletas

La Specialized Demo de Aaron Gwin, robada en su propio garaje

24
jul 2015

El robo de bicicletas no es un mal que afecta sólo a los ciclistas de a pie. El popular corredor de Specialized, Aaron Gwin, ha sufrido recientemente en sus propias carnes el robo de la bicicleta con la que ha protagonizado algunos de los descensos más épicos de la historia del DH. En 2014, Aaron se marcó gran parte de la ronda final rodando sin la cubierta trasera. Sin ir más lejos y este mismo año, el corredor consiguió el mejor tiempo en la ronda de la Copa del Mundo celebrada en Leogang, a pesar de descender sin cadena de transmisión.

La Specialized Demo de Aaron Gwin, robada en su propio garaje

Desafortunadamente, no han sido los componentes los que finalmente han dejado a Aaron sin bicicleta. Hace apenas unos días, el corredor dejaba en su cuenta de Instagram un escueto mensaje:

"Atención a todos mis amigos y fans de todo el mundo. Alguien ha entrado en mi garaje en Temecula hace unas noches, y me ha robado esta bici. Sí, es la bici con la que participé el año pasado en Leogang. Sólo hay unos pocos ejemplares de este modelo en todo el mundo, la Specialized Demo 650b, en talla L, roja y blanca. La bicicleta estaba casi completa cuando fue robada y casi todas las piezas eran nuevas. Cualquier información sobre su paradero será muy apreciada y yo estaré feliz de premiar con varios regalos a quien la encuentre. ¡Gracias amigos, vamos a encontrar mi bici!

PD: Si tú eres la persona que la robó, por favor, simplemente devuélvela. No voy a hacer otra cosa que darte las gracias y chocar los cinco."

Como ya sabemos, el robo de bicicletas es un lucrativo negocio para los ladrones, en parte debido a que muchas de las bicicletas sustraídas son vendidas después en el mercado de segunda mano por un precio más atractivo que el ofrecido por el fabricante o cualquier tienda. ¿La mejor opción? No comprar nunca una bicicleta de segunda mano que no tenga factura o de la que desconozcamos su origen o anterior dueño. Ya sabemos que el precio de una bicicleta nueva está muy inflado en la mayoría de los casos y que podemos ahorrarnos un buen pellizco de dinero en el mercado 'negro', pero si no hay demanda de bicicletas robadas, también disminuye drásticamente la oferta, y eso es algo que nos beneficia a todos por igual.