Seis buenas razones para hacer uso de un pulsómetro en nuestros entrenamientos
General

Seis buenas razones para hacer uso de un pulsómetro en nuestros entrenamientos

7
feb 2013

El pulsómetro es uno de los dispositivos más efectivos para controlar nuestros entrenamientos hasta el más mínimo detalle. Gracias a estos pequeños dispositivos, podemos controlar de manera completamente instantánea nuestro ritmo cardíaco durante la práctica del ejercicio físico, resultando de gran ayuda para hacer nuestros entrenamientos más completos. A continuación, veremos seis buenas razones para hacer uso de un pulsómetro en nuestros entrenamientos deportivos.

Seis buenas razones para hacer uso de un pulsómetro en nuestros entrenamientos

Los pulsómetros son dispositivos muy recomendables para los entrenamientos deportivos, debido a muchas y variadas razones. A continuación, seis buenas razones realmente efectivas para comenzar a usar un pulsómetro en nuestros entrenamientos:

  • Permite controlar la intensidad del entrenamiento y hacernos saber si nuestro trabajo requiere un poco más de esfuerzo o, por el contrario, es demasiado intenso y necesitamos disminuir el ritmo para conseguir un entrenamiento efectivo, seguro y sostenible en el tiempo.
  • Muestras las calorías quemadas con precisión puesto que este pequeño dispositivo tienen en cuenta la intensidad de nuestro entrenamiento así como nuestras características físicas personales (sexo, edad, peso, ritmo cardíaco máximo y mínimo, etc).
  • Ofrece cierta motivación extra al mostrarnos en cada entrenamiento nuestras mejoras en cuanto a la tolerancia al esfuerzo así como otros progresos interesantes como las calorías quemadas y/u otros datos.
  • Ofrece información de forma instantánea favoreciendo la efectividad de nuestro entrenamiento ya que podemos regular el esfuerzo físico en tiempo real.
  • Favorece el logro de objetivos planteados ya que al ayudarnos a entrenar de forma correcta según nuestros propios objetivos, podemos controlar de manera efectiva el esfuerzo realizado para cumplir nuestra meta deportiva, como puede ser la de quemar más grasas o la de mejorar nuestra resistencia física, entre otras muchas.
  • Permite individualizar el entrenamiento y adaptarlo a nuestra propia condición física, resultando de gran ayuda sobretodo en entrenamientos colectivos (como una clase de spinning) o entrenamientos específicos basados en zonas de intensidad cardiovascular.

Visto en | Vitónica