La Scott Genius LT 27.5 de Rémy Absalon, robada durante las EWS de Whistler [Actualizado]
Bicicletas

La Scott Genius LT 27.5 de Rémy Absalon, robada durante las EWS de Whistler [Actualizado]

12
ago 2015

Actualizado: Por suerte para Absalon, todo ha quedado en un amargo disgusto sin consecuencias. Tras la denuncia pertinente, la policía de Whistler hizo su trabajo y consiguió capturar al ladrón (o ladrones), devolviendo la bicicleta al popular piloto. Más información aquí.

El robo de bicicletas no es un mal que afecta únicamente a los ciclistas de a pie. Hace apenas un par de semanas, Aaron Gwin denunciaba el robo de su espectacular Specialized Demo a través de su perfil de Instagram. Ahora le llega el turno a Rémy Absalon, corredor del Scott SR Suntour Enduro Team, que informa mediante su perfil de Facebook del robo de su Scott Genius LT 27.5 durante la última ronda de las Enduro World Series disputada en Whistler (Canadá).

La Scott Genius LT 27.5 de Rémy Absalon, robada durante las EWS de Whistler [Actualizado]

Como es de suponer, al corredor francés no le ha sentado muy bien sufrir en sus propias carnes las malevolencias de un amigo de lo ajeno, tal y como se aprecia en su airado mensaje social:

"¡Mi bicicleta ha sido robada en Whistler!

Amigos de Whistler, si alguien ve esta bicicleta, y si no estoy yo con ella, por favor, ¡poneros en contacto conmigo! Es mi Scott Genius LT 27,5 con puños y sillín en color azul, y mi nombre en el tubo superior del cuadro. Alguien cortó el candado y la robó esta noche en el paddock de bicicletas.

Compartir, coger al tipo... ¡Pero esperarme para darle su merecido!"

Como ya dijimos en el caso de Aaron Gwin y como repetimos ahora, el robo de bicicletas es un negocio muy lucrativo porque, lo queramos o no, las bicicletas robadas siempre terminan vendiéndose al mejor postor. La forma de evitar esta clase de actos es no comprar nunca una bicicleta que carezca de factura o cuya procedencia sea sospechosa. La lógica es aplastante: si no hay demanda de bicicletas robadas, disminuye drásticamente la oferta y, por ende, los robos de las mismas.