Las 'Reglas de Oro' para hidratarnos correctamente durante la práctica deportiva
General

Las 'Reglas de Oro' para hidratarnos correctamente durante la práctica deportiva

29
jun 2015

La hidratación durante la práctica deportiva es un acto extremadamente importante que debemos tener bien presente en cada una de nuestras salidas en bicicleta. Una correcta hidratación preserva nuestra integridad física de problemas derivados por la pérdida de líquidos y sales minerales mediante la sudoración y condiciona especialmente nuestro rendimiento, siendo esencial aprender a 'beber' de forma óptima para no terminar sufriendo la siempre temida pájara u otros problemas mucho más graves.

Las 'Reglas de Oro' para hidratarnos correctamente durante la práctica deportiva

La firma francesa OVERSTIM.s, especializada en nutrición deportiva, ha publicado una interesante nota de prensa con algunos consejos básicos acerca de cómo hidratarnos correctamente cuando realizamos ejercicio físico:

  • Nunca beber más de 10 centilitros de golpe: Cuanto más grande es la cantidad de líquido absorbido de una sola vez, más largo es el tiempo necesario para el vaciado gástrico y menos eficaz es la rehidratación. La mejor manera de hidratarnos sobre la bicicleta es proceder a realizar dos tragos (como máximo) con la boca llena cada vez (de 5 a 10 centilitros).
  • Beber desde el principio del esfuerzo: La deshidratación no siempre tiene lugar durante el ejercicio físico, y puede empezar incluso antes de la salida (calentamiento, nervios, etc). Una vez iniciado el ejercicio, podemos llegar a perder hasta 1 litro de agua por hora, siendo fundamental comenzar a dar 'tragos' desde el principio del esfuerzo.
  • Beber lo más regularmente posible: Aprender a beber regularmente, sobre todo cuando las temperaturas son elevadas, es fundamental. Como norma general, debemos proceder con un trago de 5 a 10 centilitros (boca llena) cada cinco minutos, y no sobrepasar nunca los 10 minutos sin beber incluso si la sensación de sed disminuye o las temperaturas son agradablemente bajas.
  • Aprender a beber en los entrenamientos: Una correcta hidratación es algo que sólo podemos conseguir a base de experiencia, siendo los entrenamientos que realizamos en bicicleta el momento ideal para aprender a dominar el aporte hídrico que nuestro cuerpo necesita. Entrenando bien e hidratándonos mejor, nuestro rendimiento se verá afectado de forma muy positiva.
  • Elegir una bebida adaptada a nuestras necesidades: Cuando realizamos un esfuerzo físico de larga duración, nuestro cuerpo pierde una gran cantidad de líquido y sales minerales a través del sudor. En este caso, hidratarnos sólo con agua no es suficiente, siendo necesario recurrir a bebidas y preparados energéticos especialmente concebidos para asegurar el aporte hídrico y la energía glucídica necesaria para mantener un rendimiento óptimo.

Como podemos suponer, OVERSTIM.s nos ofrece buenos consejos pero también pone a nuestra disposición su gama de bebidas en polvo Hydrixir; muy sencillas de preparar y con sabores tan poco comunes como lima-limón, menta fresca, menta-eucalipto o mojito, entre otros. Las podemos encontrar en dos variantes diferentes de 600 gramos cada una, con un precio recomendado de 22,60 euros para la gama Hydrixir Larga Distancia y de 19,30 euros para la gama Hydrixir Antioxidante.

Más información | OVERSTIM.s