A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016
Pruebas
Valoración de TodoMountainBike: 4 de 5

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

1
dic 2015

Una de las grandes apuestas de la firma española Orbea para la temporada 2016 es la completa renovación de su gama Occam, ahora compuesta por dos modelos bien diferenciados. Por un lado, la gama Occam TR, destinada a los amantes del Trail; 120 milímetros de recorrido y ruedas de 29 pulgadas. Por otro lado, la gama Occam AM, destinada a los amantes de las emociones más fuertes; 140 milímetros de recorrido y ruedas de 27.5 pulgadas. En ambos casos, cuadros de última generación en carbono o aluminio y todo un derroche tecnológico para dar vida a las bicicletas de montaña de Orbea más avanzadas hasta la fecha.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

En la prueba que nos ocupa, fijamos el punto de mira en la Orbea Occam TR, un modelo de 29 pulgadas y 120 milímetros de recorrido situado a medio camino entre la Oiz y la Rallon. La versión probada es una Occam TR M30 con cuadro monocasco de carbono, transmisión Shimano XT de 2x10 velocidades, suspensiones firmadas por FOX, frenos Shimano SLX y ruedas DT Swiss X-1900 Spline alojando unas cubiertas Maxxis Ardent de 2.20" detrás y 2.40" delante. La nota negativa viene como siempre por la ausencia de mando remoto para las suspensiones, algo incomprensible para una bicicleta de estas características y precio.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

El peso real de esta nueva máquina de Orbea se sitúa en 12.49 kilogramos (talla M sin pedales) sobre nuestra báscula; una cifra muy admirable teniendo en cuenta que se trata de una doble de 29 pulgadas destinada a un uso Trail. En lo que respecta al resto de versiones disponibles, Orbea nos ofrece una completa gama Occam TR compuesta por nada menos que seis modelos, tres en carbono y tres más en aluminio, siendo la M30 el modelo de entrada de la gama de carbono, con un precio recomendado de 3.699 euros.

Orbea Occam TR M30 2016: Primer contacto

Para 2016, Orbea ha puesto toda la carne en el asador renovando profundamente su gama Occam. Desde el nuevo estándar Boost para los ejes de rueda y la adopción de un pedalier PressFit 92 hasta la implementación de un sistema de suspensión más simple y directo, ahora en un triángulo trasero de carbono en el que tirantes y vainas forman parte activa del conjunto, la Occam de 2016 es más ligera, más rígida, más resistente y más divertida que nunca.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

El cuadro de carbono monocasco de la Occam TR M30 presenta un acabado exquisito de estética sobresaliente, destacando sus líneas suaves y redondeadas sin uniones a la vista que hacen que, allá donde vaya, atraiga miradas curiosas.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

Orbea ha dotado al cuadro de su gama Occam con las últimas tecnologías presentes en la industria, por lo que no faltan un sistema completo de guiado interno para el cableado compatible con transmisiones Di2; una caja de pedalier PressFit 92; estándar Boost con eje trasero de 12x148 y delantero de 15x110 milímetros; protecciones integradas en el cuadro; y las exclusivas tecnologías Advanced Dynamics y UFO de la propia firma.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

La tecnología UFO de Orbea merece una mención especial. Se trata de una tecnología de tirantes flexibles desarrollada inicialmente para el modelo Oiz. Presente también en la gama Occam de 2016, el sistema de suspensión de estas nuevas máquinas de rodar se simplifica con respecto a su antecesora, eliminando puntos de giro innecesarios para conseguir una mayor rigidez lateral y un menor mantenimiento del basculante trasero, gracias a la estudiada disposición de las fibras de carbono presentes en los tirantes que permite una cierta flexión de los mismos sin alcanzar nunca un punto crítico de deformación.

Orbea Occam TR M30 2016: Prueba y valoración

Para entrar en materia, debemos definir primero el concepto de Trail. Mientras que una bicicleta de Rally está concebida principalmente para rodar rápido y ser lo más ligera posible, una bicicleta de Enduro apuesta por un comportamiento mucho más eficiente a la hora de descender por tramos técnicos.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

Una bicicleta de Trail se sitúa en el punto intermedio de ambos mundos, pudiéndose definir como un modelo con el que rodar sin mayores problemas sobre llano y subidas, pero también sobre terrenos descendentes medianamente técnicos. Es decir, una bicicleta polivalente perfecta tanto para subir como para bajar.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

¿Es la nueva Occam TR 2016 una bicicleta de estas características? Sí, pero con ciertos matices. Orbea ha conseguido plasmar en una bicicleta el significado del concepto Trail, renovando un modelo que se desenvuelve muy bien en todo tipo de terrenos y condiciones, siempre y cuando el usuario ponga algo de su parte. La Occam TR es una bicicleta muy versátil con una geometría moderna que nos permite rodar de forma aceptable a costa de un mayor esfuerzo de nuestras piernas... siendo el rendimiento en descensos su mejor baza.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

Lógicamente, hay que tener presente que no se trata de una bicicleta para ganar carreras de Maratón. Una rueda de 29x2.4 pulgadas delante y una potencia de 35 milímetros no son precisamente los componentes más adecuados para competiciones de Rally. Tampoco se trata de un modelo con el que realizar descensos con grandes saltos y desniveles, puesto que sus 120 milímetros de recorrido limitan nuestro campo de acción. La Occam TR es una bicicleta ligera, resistente, ágil y divertida que nos permite desenvolvernos con soltura en todo tipo de condiciones situadas entre los extremos anteriormente mencionados.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

¿Cómo se rueda con una Occam TR? En llano, rodaremos rápidos y cómodos sin echar de menos las virtudes de una rígida. En rutas de gran kilometraje, así como en trayectos de constantes desniveles, la geometría de la Occam TR penaliza al usuario algo más de lo deseado.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

La posición adoptada encima de la bicicleta se queda más retrasada de lo habitual, y a la hora de subir o de ganar velocidad en llano deberemos forzar la postura y exigir un trabajo 'extra' a nuestras piernas. También al afrontar tramos técnicos, lentos y ascendentes, la falta de aplomo en el manillar (potencia demasiado corta) hará que notemos la dirección más nerviosa de lo habitual, por otro lado nada reprochable ya que a la hora de bajar su comportamiento cambia radicalmente.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

La Occam TR demuestra todo su potencial cuando el terreno se inclina hacia abajo. Las suspensiones de Fox, el nuevo estándar Boost y la eficaz geometría del cuadro forman un conjunto que actúa maravillosamente bien, dotando a la Occam de un carácter especialmente agresivo. El sistema de suspensión, ahora más directo y simple, actúa sobre el amortiguador trasero con menos progresividad que otros sistemas más complejos, aunque consigue absorber todos los impactos sin causar ningún tipo de incomodidad al piloto. La contaminación del pedaleo, completamente inexistente con las suspensiones bien ajustadas, es otro punto a destacar del sistema de suspensión desarrollado por Orbea.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

No debemos olvidar que se trata de una bicicleta de geometría Trail en la que el piloto asume una posición más retrasada de lo habitual; una postura idónea para descender pero algo más problemática para pedalear con fuerza cuesta arriba. Siendo sinceros y para que todos nos entendamos, la Occam TR es una bicicleta con la que subir sin prisas disfrutando del paisaje, bajar a toda mecha sonriendo, y volver a repetir dicho proceso mientras las piernas aguanten.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

En contraposición a las subidas, la Occam TR se muestra ágil, estable y contundentemente sólida en terrenos descendentes medianamente complicados, llegando a dar la sensación de que estamos a los mandos de un modelo con mucho más recorrido.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

Un ejemplo práctico muy fácil de entender, sobre todo si somos usuarios de una rígida, es que con la Occam TR vamos a ser capaces de pulverizar esos KOMs de Strava que tan orgullosos mantenemos en nuestra lista de logros, y lo vamos a hacer sin ni siquiera esforzarnos en ello. Así de simple.

A prueba: Orbea Occam TR M30 de 2016

Resumiendo, la nueva Orbea Occam TR es una bicicleta muy polivalente, aunque mucho más eficiente (tal y como viene configurada de serie) en terrenos cuesta abajo que en tramos de escalada. A pesar de ello, un cambio de cubierta delantera y una potencia algo más larga, más unos cuantos bares añadidos en las suspensiones, pueden transformar está máquina en un modelo más rodador si cabe, abarcando con ello las necesidades más exquisitas de cualquier usuario. En definitiva, una de las mejores bicicletas Trail que podemos encontrar en la actualidad. La puntuación de TodoMountainBike: Muy bueno (4.0/5).

Fabricante | Orbea