A prueba: Orbea Loki 27+ H10 2016
Pruebas
Valoración de TodoMountainBike: 4.5 de 5

A prueba: Orbea Loki 27+ H10 2016

29
feb 2016

A medio camino entre las 29 y las 27.5 pulgadas, o entre las Fat Bikes y los modelos estándar, las bicicletas 27.5+ han irrumpido en la industria ciclista con la intención de ganarse un merecido hueco. La Orbea Loki de 2016 es una de estas nuevas y polivalentes bicicletas: una montura orientada al Trail que, bajo una misma plataforma, nos ofrece la posibilidad de elegir entre dos tamaños de rueda (29 o 27.5+) gracias a su concepto Double Duty.

A prueba: Orbea Loki 27+ H10 2016

En la mitología nórdica, Loki es el nombre de un dios embaucador capaz de cambiar de forma. El modelo de Orbea adopta este curioso nombre haciendo honor a su versatilidad. El nuevo concepto Double Duty del fabricante introduce dos bicicletas en una misma plataforma, con una geometría que mantiene su coherencia ya que el diámetro exterior de los dos tamaños de rueda para los que ha sido diseñada es muy similar.

A prueba: Orbea Loki 27+ H10 2016

¿Para quién es la Orbea Loki? El nuevo modelo de Orbea ha sido concebido para satisfacer las necesidades de todo tipo de usuarios. Desde el ciclista principiante que busca su primera bicicleta de montaña hasta el usuario más experimentado que quiere un modelo polivalente tanto para entrenar de forma 'diferente' como para divertirse sin mayores pretensiones. La Loki llega al mercado en cinco versiones, tres con ruedas extra-gordas y dos más en 29 pulgadas, todas ellas con un mismo denominador común: diversión en formato 'Plus'.

Orbea Loki 27+ H10: Primer contacto

La Orbea Loki aterriza en el mercado como una robusta bicicleta con cuadro de aluminio hidroformado de triple conificado y geometría Trail III compatible con las dos medidas de rueda mencionadas. El cuadro incluye muchas de las últimas tendencias de la industria, como guiado interno del cableado, tecnología Boost para ambos ejes de ruedas (110x15 milímetros delante; 148x12 milímetros detrás), anclaje ISCG 05 para adaptar multitud de accesorios, y entre otros detalles, la nueva tija Orbea Digit.

A prueba: Orbea Loki 27+ H10 2016

La geometría de este polivalente modelo está optimizada para ofrecer una conducción predecible en todo tipo de condiciones. Cuenta con un centro de gravedad muy bajo para mejorar su estabilidad, un ángulo de dirección abierto para un comportamiento óptimo en terrenos rotos o pronunciados y una mayor longitud del tubo superior para conseguir una postura eficiente haciendo uso de una potencia ultra-corta. Las cifras se quedan en 430 milímetros de longitud para las vainas, 67º para el ángulo de dirección, 73º para el tubo del sillín y un offset de 51 milímetros para la horquilla.

A prueba: Orbea Loki 27+ H10 2016

En la prueba que nos ocupa, Orbea nos ha cedido la Loki 27.5+ H10, el segundo montaje de la versión con ruedas extra-gordas. El precio recomendado de este modelo es de 1.899 euros, con un montaje que incluye horquilla Fox 32 Float Performance FIT4 de 120 milímetros de recorrido, transmisión Shimano XT/SLX de 2x10 velocidades, ruedas Orbea 27+ Tubeless Ready con cubiertas Maxxis Chronicle de 3 pulgadas de ancho, frenos Shimano SLX y la nueva tija híbrida Orbea Digit. El peso real en nuestra báscula se queda en 14.17 kilogramos en talla M sin pedales.

Orbea Loki 27+ H10: Prueba y valoración

La Orbea Loki es la primera bicicleta con ruedas 27.5+ que pasa por la redacción de TodoMountainBike y, siendo brutalmente sinceros, hasta el momento de realizar la prueba teníamos grandes dudas acerca del rendimiento de estas novedosas monturas de ruedas anchas. Decimos 'hasta el momento' porque, tras haber probado la Loki de Orbea, podemos afirmar con toda seguridad que las 27.5+ han llegado para quedarse y que, además, ofrecen una experiencia rodadora que va más allá de estrategias de marketing o ventas.

A prueba: Orbea Loki 27+ H10 2016

Orbea ha conseguido con su Loki una bicicleta altamente polivalente y divertida. A pesar de su peso, ligeramente por encima de los 14 kilogramos en talla M, la bicicleta se muestra ágil desde la primera pedalada, enviando a nuestro cerebro una sensación de ligereza que hace que rodemos de forma maravillosamente cómoda. A esta comodidad debemos sumar las tres pulgadas de ancho de sus ruedas, que nos ofrecen un generoso volumen de aire con el que jugar para adaptar la presión de los neumáticos a todo tipo de condiciones y preferencias.

A prueba: Orbea Loki 27+ H10 2016

En lo que respecta a la geometría del cuadro, claramente enfocado hacia el Trail, encontramos una bicicleta más eficiente cuesta abajo que cuesta arriba. Un ángulo de dirección abierto y una potencia extra-corta nos permiten un óptimo manejo en tramos técnicos descendentes, con un tren delantero capaz de 'tragárselo' todo sin compasión gracias al buen funcionamiento de la horquilla Fox de 120 milímetros de recorrido y, como no, al brutal neumático de tres pulgadas que gira bajo la suspensión.

A prueba: Orbea Loki 27+ H10 2016

El tren trasero de la Loki también es una delicia, mostrándose rígido y sin pérdida de efectividad en la pedalada. Cuesta abajo y gracias a la tija Digit de Orbea, ajustable al vuelo con un poco de práctica, la Loki 27+ se transforma en un verdadero cohete capaz de dejar atrás a alguna que otra doble de ruedas estándar.

A prueba: Orbea Loki 27+ H10 2016

La tija Digit de Orbea merece un breve apunte extra. Se trata de una novedosa tija de sillín que utiliza un sistema limitador del rango que permite encontrar con rapidez la altura superior e inferior del sillín abriendo una leva mecánica y tirando o empujando de ella. La tija telescópica se detiene al alcanzar la posición previamente ajustada por el usuario, gracias a un bloque acanalado y ajustable integrado en la propia tija que mantiene el sillín correctamente alineado en el plano de la bicicleta.

A prueba: Orbea Loki 27+ H10 2016

Explicado de forma más simple: es una tija en la que podemos ajustar la altura superior e inferior del sillín para, sobre la marcha, simplemente aflojar la leva mecánica para adoptar una u otra posición. Simple, eficaz y rabiosamente útil para afrontar todo tipo de tramos.

A prueba: Orbea Loki 27+ H10 2016

A la hora de rodar en pista o cuesta arriba, las ruedas anchas de la Loki 27+ ya pasan un poco más de factura. Una mayor superficie de contacto contra el suelo hace que sintamos cierto 'lastre' al rodar que, si bien podemos mitigar añadiendo o restando PSIs a las cubiertas, no impide que sintamos un trabajo extra en nuestras piernas. La buena noticia también llega de la mano de este mayor tamaño de neumático, capaz de absorber buena parte de las vibraciones en beneficio de nuestra comodidad.

A prueba: Orbea Loki 27+ H10 2016

Una plataforma compatible con dos medidas de rueda diferentes y una geometría cómoda y a su vez Trail hacen de la Orbea Loki una bicicleta de múltiples caras, haciendo honor a su nombre de Dios escandinavo. La Loki puede ser la bicicleta perfecta para iniciarse en el ciclismo de montaña, pero también una máquina con la que descubrir de nuevo esos tramos que se nos resisten con nuestra montura habitual. También es perfecta para salir a rodar esos días en los que la motivación brilla por su ausencia, o cuando nuestros duros entrenamientos ya pasan factura; en la Loki encontramos la montura ideal para 'soltar' piernas, para entrenar de forma diferente a lo acostumbrado y, sobre todo, para divertirnos. La puntuación de TodoMountainBike: Sobresaliente (4.5/5).

Fabricante | Orbea