A prueba: BH Lynx 4.8 Carbon 27.5
Pruebas
Valoración de TodoMountainBike: 4.5 de 5

A prueba: BH Lynx 4.8 Carbon 27.5

19
abr 2016

¿Trail, Enduro o Rally? Sean cuales sean nuestras preferencias rodadoras, la BH Lynx 4.8 Carbon 27.5 es capaz de satisfacer las necesidades del usuario más exigente. Máxima eficacia en el pedaleo, un cuadro Full Carbon rígido y ultraligero y el sistema de suspensión Split Pivot de Dave Weagle (con licencia exclusiva de BH para Europa), dan forma a una camaleónica bicicleta que, sin nada que envidiar a otras marcas extranjeras de gran renombre, se presenta como una auténtica máquina de destrozar senderos, en el buen sentido de la palabra.

A prueba: BH Lynx 4.8 Carbon 27.5

La principal y más notable característica de la gama Lynx de BH es su galardonado sistema de suspensión Split Pivot de 120 milímetros de recorrido. El sistema adoptado por la firma española, basado en una configuración monopivote de cuatro puntos de giro con amortiguador en posición flotante, separa de forma eficiente las fuerzas de aceleración de las de frenado y suspensión, eliminando interferencias entre las tres variables.

A prueba: BH Lynx 4.8 Carbon 27.5

Explicado de forma simple, la suspensión de la gama BH Lynx trabaja de forma constante y progresiva, manteniendo la tracción, maniobrabilidad y rigidez necesarias en cada momento, ofreciendo un equilibrio perfecto entre agilidad y reactividad.

BH Lynx 4.8 Carbon 27.5 9.7: Toma de contacto

Los responsables de BH nos han cedido una Lynx 4.8 Carbon 27.5 9.7, el segundo montaje por arriba disponible en la gama de modelos Lynx con ruedas de 27.5 pulgadas. La bicicleta en cuestión presume de un cuadro fabricado al 100% en carbono monocasco con tecnología de moldeo interno HCIM (Hollow Core Internal Molding), utilizada también en los procesos de fabricación de los cuadros de carretera de alta gama BH G6 Pro y BH Ultralight.

A prueba: BH Lynx 4.8 Carbon 27.5

El cuadro presenta una geometría claramente enfocada a un uso All Mountain, aunque con ciertas libertades más propias de una bicicleta de Rally que de Trail. Unas vainas de 426 milímetros nos aseguran un control preciso y una inmejorable respuesta reactiva, mientras que un ángulo de dirección de 68º nos facilita el máximo control y estabilidad en los descensos. Una caja de pedalier en posición baja (335 milímetros) y las bondades de la geometría Slooping desarrollada por BH, otorgando formas compactas al cuadro, terminan de dar forma a una bicicleta rígida, ligera, rápida y, lo más importante, dócil y manejable hasta extremos absurdos.

A prueba: BH Lynx 4.8 Carbon 27.5

Otros detalles presentes en el cuadro de la gama BH Lynx 4.8 Carbon son el obligado cableado interno, tanto en el triángulo delantero como en el trasero, compatible con las transmisiones electrónicas XTR y XT Di2 de Shimano. La rigidez estructural de las ruedas se mantiene a raya con sendos ejes pasantes, de 15 milímetros para el tren delantero y de 12x142 para el trasero, mientras que la potencia de nuestras piernas se transmite a la transmisión a través de un robusto pedalier Press Fit 92.

A prueba: BH Lynx 4.8 Carbon 27.5

Además de un chasis de carbono exquisitamente acabado y tecnológicamente avanzado, el montaje de la Lynx Carbon 27.5 9.7 está cuidado hasta el más mínimo detalle. La suspensión corre a cargo de una horquilla FOX 32 FIT4 RL de 120 milímetros de recorrido, combinada con un amortiguador FOX Float DPS RL y un mando remoto en el manillar. La transmisión, de 2x11 velocidades, no es otra que el completo grupo Shimano XT, incluyendo juego de frenos con disco de 180 milímetros delante y 160 detrás. Las ruedas elegidas son unas DT Swiss M1700 con cubiertas Michelin Wild Racer (delante) y Wild Grip (detrás), ambas en medida 27.5x2.25.

A prueba: BH Lynx 4.8 Carbon 27.5

¿Cuánto pesa y cuánto vale esta Lynx? En nuestra báscula, la Lynx 4.8 Carbon 27.5 9.7 en talla M sin pedales se ha quedado en un impresionante peso de 12.52 kilogramos, disponible en los distribuidores de la marca por un precio recomendado de 4.499,90 euros. La gama Lynx 4.8 de 27.5 pulgadas arranca a partir de los 1.699,90 euros del modelo de entrada en aluminio y culmina, con el modelo tope de gama de carbono, en unos nada despreciables 7.499,90 euros.

BH Lynx 4.8 Carbon 27.5 9.7: Prueba y valoración

Tristemente 'olvidada' por muchas de las más prestigiosas revistas internacionales especializadas en ciclismo de montaña, la BH Lynx 4.8 es sin duda una de las máquinas Trail más eficientes y avanzadas de todas cuantas podemos encontrar en el mercado actual. El fabricante español ha creado una máquina verdaderamente versátil, capaz de rodar a toda velocidad de forma ágil como si de una doble de Rally se tratara, pero también capaz de afrontar largos descensos de complicadas secciones sin sufrir penalización alguna.

A prueba: BH Lynx 4.8 Carbon 27.5

Al subirnos a una BH Lynx 4.8 Carbon de 27.5 pulgadas, lo primero que llama nuestra atención es la compacta forma del cuadro. Esto quiere decir que, si somos de esos usuarios en los que una talla M nos queda algo justa, es más que recomendable probar una talla L en la Lynx, ya que probablemente el cuadro nos quede pequeño. ¿Por qué? Porque BH ha compactado el chasis de su modelo de forma extrema para garantizarnos un equilibrio perfecto entre maniobrabilidad, agilidad y reactividad, siendo necesario por nuestra parte elegir la talla que mejor se adapte a nuestro estilo rodador.

A prueba: BH Lynx 4.8 Carbon 27.5

Tallas aparte, la ligereza del cuadro y la exquisita construcción de sus tubos de carbono se convierten en melodía para nuestras piernas a la hora de pedalear. El sistema de suspensión Split Pivot se muestra eficaz en todo momento, absorbiendo suavemente todas las irregularidades del terreno para brindarnos la sensación de ir sentados sobre nubes de algodón. En terrenos descendentes más acusados, la suspensión actúa de forma contundente y transforma a la Lynx en un cohete de descenso, limitado únicamente por 120 milímetros de recorrido que, por otro lado, parecen no tener fin a medida que la adrenalina se apodera de nosotros bajando a toda velocidad.

A prueba: BH Lynx 4.8 Carbon 27.5

Un peso de poco más de 12 kilogramos y un sistema de suspensión eficiente bajo cualquier tipo de terreno convierten a la Lynx 4.8 Carbon en una polivalente bicicleta perfecta para todo tipo de usos. Los amantes del ciclismo de montaña más extremo encontrarán en este modelo un arma con la que satisfacer sus más oscuros instintos deportivos, mientras que los usuarios más tranquilos disfrutarán de una bicicleta ligera y cómoda con la que afrontar largas rutas sin sufrir la penitencia de llevar muchos kilómetros bajo las piernas.

A prueba: BH Lynx 4.8 Carbon 27.5

En resumen y aunque suene a propaganda 'marketera', la BH Lynx 4.8 Carbon es una de las mejores bicicletas Trail que podemos encontrar en la actualidad. Su sistema de suspensión ha sido galardonado a lo largo y ancho del planeta por su eficacia y efectividad, y la construcción de su cuadro no presenta carencia alguna. A modo de explicación sencilla (y sincera), la Lynx ha sido una de las bicicletas que peor sabor de boca nos ha dejado: no por su rendimiento, si no por habernos quedado sin ella tras finalizar la prueba que nos ocupa. La puntuación de TodoMountainBike: Sobresaliente (4.5/5).

Fabricante | BH Bikes