Posible sanción de por vida y multa de 50.000 euros para el primer caso de dopaje tecnológico en el ciclismo
General

Posible sanción de por vida y multa de 50.000 euros para el primer caso de dopaje tecnológico en el ciclismo

7
mar 2016

Femke Van den Driessche, la ciclista de 19 años que se ha hecho tristemente famosa al protagonizar el primer caso comprobado de dopaje tecnológico en el ciclismo de élite, será sometida durante la próxima semana, en la sede de la Unión Ciclista Internacional (UCI), al proceso que determinará la sanción a cumplir por la corredora. Y la cosa no pinta nada bien: sanción de por vida para competir y multa de 50.000 euros.

Posible sanción de por vida y multa de 50.000 euros para el primer caso de dopaje tecnológico en el ciclismo

Para las personas que no lo sepan, en la prueba Sub-23 femenina del mundial de ciclocross de Zolder, la UCI confirmó el hallazgo de un motor oculto en una de las bicicletas de Van den Driessche. Desde el mismo día del hallazgo, la corredora siempre ha asegurado que la bicicleta 'dopada' no era suya, sino de un amigo que la acompañaba a las carreras, y que ni usó ni tenía intención de usar una bicicleta con motor oculto en el Mundial ni en ninguna otra carrera. Excusas aparte, todo parece indicar que la UCI pilló a la ciclista belga con las manos 'en la masa' o, mejor dicho, con la bicicleta motorizada ilegalmente.

Posible sanción de por vida y multa de 50.000 euros para el primer caso de dopaje tecnológico en el ciclismo

La UCI quiere establecer una sanción ejemplar para el primer caso de dopaje tecnológico en el ciclismo y pedirá la sanción de por vida así como una multa cercana a los 50.000 euros: "Sabiendo que por el consumo de EPO se puede recibir una sanción máxima de cuatro años, nos parece, en comparación, muy dura esta petición. Sobre todo, teniendo en cuenta que se trata de una primera infracción" señala Kristof De Saedeleer, abogado de la corredora.

Posible sanción de por vida y multa de 50.000 euros para el primer caso de dopaje tecnológico en el ciclismo

Por su parte, el presidente de la UCI, Brian Cookson, ya ha reiterado en varias ocasiones que el organismo que él preside "espera y desea que la sanción sea lo más dura posible". Sorprendentemente, la UCI parece no tener muy en cuenta que a pesar de que la corredora pueda merecer una dura sanción, está más que claro que detrás de la joven ciclista hay otros culpables, ya sean responsables de equipo, mecánicos o patrocinadores. ¿O es que los avanzados motores ocultos en las bicicletas se instalan en la tienda de la esquina por cuatro euros?