Nutrición: Mitos y verdades acerca del alto contenido en cafeína de las bebidas energéticas
General

Nutrición: Mitos y verdades acerca del alto contenido en cafeína de las bebidas energéticas

26
jul 2012

Las bebidas energéticas se han convertido estos últimos años en algo indispensable para muchas de las personas que realizan salidas nocturnas de ocio o practican deportes de larga duración. Estas bebidas energéticas se caracterizan por su sabor a jarabe, su color amarillento y su alto contenido en cafeína, taurina y vitaminas, entre otras exóticas sustancias. Entre las más conocidas tenemos el famoso Red Bull o la bebida Burn, y también tenemos para todas estas bebidas energéticas un sinfín de leyendas urbanas y rumores que todo el mundo asume como ciertos.

Nutrición: Mitos y verdades acerca del alto contenido en cafeína de las bebidas energéticas

El contenido en cafeína de las bebidas energéticas

Entre los rumores que acompañan a ciertas bebidas energéticas, tenemos por ejemplo el típico "si te pasas con el Red Bull te va a dar un infarto", o también el no menos preocupante "el Burn tiene la misma cafeína que ocho cafés". Las bebidas energéticas suelen tener 30mg de cafeína por cada 100ml (o 32mg en el caso de Red Bull y Burn), mientras que el contenido total suele ser de 250ml por lata y unos 80mg de cafeína por bebida.

Un café contiene entre 80 y 200mg de cafeína por toma, dependiendo del tipo de café que bebamos (expresso, instantáneo, etc). Por ello, una lata de bebida energética contiene la cafeína equivalente a un café (a veces incluso menos), y bebernos un Red Bull es exactamente equiparable a bebernos una taza de café. Un dato curioso es que si nos bebiéramos una lata de Red Bull rellena de café, equivaldría a bebernos unas seis latas de bebida energética.

Además del café, hay muchos más alimentos y bebidas que contienen diferentes cantidades de cafeína en su composición. El chocolate tiene cafeína entre sus componentes nutricionales, por lo que un Kit-Kat tiene cerca de 40mg de cafeína y una chocolatina Crunch de Nestlé más de 60mg. Tampoco podemos olvidarnos de la omnipresente Coca-Cola, con 35mg de cafeína incluidos por lata de refresco.

Las bebidas energéticas y su combinación con alcohol

Otro de los mitos o leyendas urbanas más oído con relación a las bebidas energéticas es el peligro para la salud al combinarlas con alcohol. Muerte súbita, paro cardíaco y demás espeluznantes riesgos son los principales protagonistas de esta suerte de rumores urbanos. La realidad es que la mezcla de bebidas energéticas con alcohol tiene cierto peligro, pero no es una posible causa de muerte como todos/as hemos oído alguna vez.

El problema principal radica en que el alcohol es una sustancia depresiva y la cafeína es estimulante. El grado estimulante siempre predomina sobre el depresivo y la sensación de euforia conseguida con su consumo hace que se enmascaren los verdaderos efectos del alcohol en nuestro cuerpo. Esto quiere decir que sentiremos que vamos menos bebidos de lo que realmente estamos, y beberemos más alcohol. ¿El riesgo? Pues el mismo que beber cualquier bebida alcohólica en exceso.

Además, la cafeína parece tener ciertas propiedades diuréticas y hace que vayamos al lavabo con más regularidad mientras la consumimos. Para evitar una posible deshidratación, es muy recomendable beber agua abundante cuando tomemos algunas latas de bebida energética. De todas formas, algunos estudios sugieren que la cafeína no es más diurética de lo que puede ser el agua corriente, pero los efectos sobre cada persona pueden ser diferentes y lo mejor es consumir más agua si vemos que nuestras visitas al servicio se tornan más frecuentes.

La cantidad diaria recomendada de bebidas energéticas

No hay una cantidad diaria recomendada de tipo universal por la que regirnos, ya que la tolerancia a la cafeína depende del cuerpo y de cada persona. Se dice que una dosis de 300/400mg diarios de cafeína puede resultar incluso saludable, ayudando a prevenir enfermedades como el Alzheimer. En cualquier caso, si bebemos más de 4 o 5 latas diarias de bebida energética estaremos sobrepasando el umbral de los efectos beneficiosos para pasar a los efectos dañinos para nuestro organismo.

La dosis mortal o DL50 (dosis letal al 50%) de la cafeína está establecida entre los 150/200mg por kilogramo de peso. La DL50 o dosis letal al 50% es la cantidad de sustancia que mataría al 50% de la población, y se suele calcular mediante pruebas en laboratorio. En una persona normal con unos 70Kg de peso, la DL50 de cafeína estaría en unos 10 gramos por vía oral, lo cual es el equivalente a beber 125 latas de bebida energética antes de morir. Y aún en el caso de que una persona consiguiera semejante barbaridad, todavía tendría un 50% de probabilidades de sobrevivir.

Afinando un poco más los números, podríamos decir que nadie en este mundo es capaz de beberse 125 latas de bebida energética en un día (más de 40 litros). La permanencia de cafeína en sangre es de unas 4 horas, y si bebiéramos una lata de bebida energética cada 15 minutos alcanzaríamos un equilibrio (lo bebido menos lo eliminado) después de bebernos unas 16 latas, por lo que nunca habría más de 1,5 gramos de cafeína en nuestra sangre. Con estos datos, parece que las bebidas energéticas no son tan mortales como las leyendas urbanas afirman.

Algunos datos curiosos sobre las bebidas energéticas

Existen multitud de datos curiosos relacionados con las bebidas energéticas y su alto porcentaje de cafeína, aunque quizá los más interesantes pueden ser:

  • En el sitio web Death by Caffeine tienen una curiosa calculadora para que podamos calcular la cantidad necesaria de cafeína que necesitamos para pasar a mejor vida.
  • En el Reino Unido hay una bebida energética llamada Cocaine a la que hace unos meses tuvieron que cambiar dicho nombre. Su contenido es de 300mg de cafeína o, mejor dicho, el equivalente a cuatro latas de Red Bull.
  • La bebida con el contenido de cafeína más concentrado es FIXX Extreme, vendida en cápsulas de 5ml con un contenido de 400mg por cápsula. Es decir, 8 veces más cafeína que un Red Bull en un envase 50 veces más pequeño.
  • La receta original de Red Bull proviene de Tailandia aunque ahora la compañía está afincada en Austria.
  • Red Bull comenzó a comercializarse en 1987 y en la actualidad las ventas sobrepasan las 3 billones anuales de latas de bebida.
  • La cafeína posee unas 10 veces menos actividad que la cocaína, y calculando que un litro de café posee unos 10 gramos de cafeína, las personas que beben mucho café (más de un litro al día) están consumiendo al día una dosis equivalente a un gramo de cocaína. Nada saludable, vamos.

Visto en | Hipersónica