Nutrición: La Coca-Cola. Energía extra para rodar hasta la cima más alta
General

Nutrición: La Coca-Cola. Energía extra para rodar hasta la cima más alta

15
dic 2011

Si ya hemos hablado de la cerveza y de sus efectos positivos tras una dura jornada de pedaleo, ahora le llega el turno a la famosa Coca-Cola. Los más puritanos en temas de nutrición deportiva quizá estén en desacuerdo conmigo, pero lo cierto es que beberse una Coca-Cola bien fresquita durante una ruta en bicicleta puede tener unos efectos muy positivos de cara a nuestro rendimiento y ayudarnos a superar los últimos kilómetros de ruta con mucha más energía y ánimo.

Nutrición: La Coca-Cola. Energía extra para rodar hasta la cima más alta

La Coca-Cola, energía extra para deportistas

La Coca-Cola es muy utilizada sobretodo en corredores de maratón o de fondo. Durante los recorridos más largos, los corredores suelen agitar una lata de Coca-Cola para reducir el gas carbonatado de su interior y beber un buen par de tragos de esta bebida azucarada. De esta manera, consiguen un aporte instantáneo de calorías y azúcares que resultan muy útiles para afrontar los últimos kilómetros de carrera.

En el ciclismo de montaña, no se trata de llevar una lata de Coca-Cola metida en la mochila de hidratación. Sin embargo, en la mayoría de rutas largas disfrutamos de alguna parada dónde sí podremos comprar una Coca-Cola, beberla y seguir con nuestro viaje. ¿Por qué? Pues porque la Coca-Cola contiene cafeína, azúcares y calorías que nuestro cuerpo necesita con urgencia tras darle duramente a los pedales.

Durante una ruta de Mountain Bike, nuestro cuerpo quema una gran cantidad de combustible para mantener el ritmo del ejercicio. Generalmente, los azúcares y carbohidratos simples que tanto nos gustan son los que se queman más rápidamente con un resultado de aumento de energía casi instantáneo. Pero el inconveniente es que por esa misma rapidez de nuestro cuerpo en consumir estos azúcares, rápidamente nos quedamos sin combustible y debemos optar por fuentes de energía más sostenibles como los carbohidratos complejos, para mantener los niveles de energía durante mucho más tiempo.

Ahora bien, nada nos impide ir reponiendo energía durante la marcha con una mezcla de azúcares simples y carbohidratos complejos. Y para ello no hay nada mejor que beber una Coca-Cola sobre la marcha, además de disfrutar de un aporte extra de cafeína que aumentará nuestro ánimo sobre la bicicleta. Y al igual que los corredores, si creemos que podemos tener molestias con el gas de esta bebida carbonatada, siempre podemos agitarla un poco para disminuir la cantidad de gas de la bebida. Eso sí, cuidado al abrirla.

La Coca-Cola, la cafeína y sus positivos efectos en deportistas

¿Por qué es tan popular la Coca-Cola entre los deportistas? Quizá porque la Coca-cola fue originalmente un tónico reconstituyente de venta en farmacias. Diversos estudios realizados sobre esta bebida con deportistas demuestran que los azúcares contenidos en la Coca-Cola ayudan a los músculos a seguir trabajando cuando los niveles de glucógeno han caído en picado, y que la cafeína mejora el rendimiento deportivo, siendo una de las ayudas ergogénicas legales más utilizada en el mundo entero.

Está claro que una Coca-Cola no aporta energía de larga duración en nuestro cuerpo, ni que nos mantendrá a tope durante una ruta de 30 o 40 kilómetros sobre la bicicleta. No, pero probablemente en mitad de la ruta, si probamos a bebernos una Coca-Cola fresquita y la acompañamos con un plátano o similar, recuperaremos parte de nuestra energía y ánimo para seguir rodando como si acabásemos de empezar.

Ya sabéis, chicos/as. La próxima vez que paréis a reponer en mitad de una ruta, probar los efectos de una Coca-Cola fresca sobre un cuerpo cansado y sediento. No os arrepentiréis.

Imagen | Equipo Ciclismo Coca Cola Guatemala