Nutrición: Consejos alimenticios para cuando hemos pasado los 50 años
General

Nutrición: Consejos alimenticios para cuando hemos pasado los 50 años

10
sep 2011

El ejercicio físico junto con una alimentación saludable son la clave para disfrutar de una buena salud a cualquier edad. Sin embargo, la naturaleza sigue su curso y después de los 50 años la complexión de nuestro cuerpo y sus necesidades alimenticias ya no son las mismas que cuando se tenían unos cuantos años menos. Saber adaptarnos a los cambios de nuestro cuerpo y modificar nuestros hábitos alimenticios nos servirá para llevar una vida mucho más saludable.

Nutrición: Consejos alimenticios para cuando hemos pasado los 50 años

Con el paso de los años, nuestro cuerpo va cambiando y con ello cambian las necesidades nutricionales de nuestro organismo. Con esta serie de consejos alimenticios para mayores de 50 años, disfrutaremos de una vida más saludable:

  • Comer muchas frutas y verduras es lo más importante de una dieta saludable. Numerosos estudios clínicos muestran que las personas que comen muchas frutas y verduras tienen un peso corporal más contenido y menos riesgo de padecer algunas enfermedades cardiovasculares.
  • Las necesidades nutricionales más importantes después de superar los 50 años de edad involucran a las vitaminas del grupo B, los antioxidantes, el calcio y la vitamina D. Por otra parte, el ácido fólico también es muy importante ya que ayuda a reducir el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer, mejora la memoria y evita el deterioro cognitivo relacionado con la edad y la pérdida de audición.
  • Los alimentos ricos en fibra como panes integrales y cereales son muy beneficiosos ya que aportan una fuente de hidratos de carbono complejos de absorción lenta que nos aportan energía durante todo el día. Además, la fibra ayuda a mejorar el proceso digestivo de los alimentos ingeridos y mejora nuestra calidad de vida.
  • Las carnes magras y los pescados deben estar presentes en nuestra dieta. Hay que elegir carnes magras, sin piel ni grasa, así como pechugas de pollo y de pescado. A medida que envejecemos nuestro cuerpo necesita menos calorías para funcionar y de esta manera evitamos un consumo excesivo de grasas y un aumento de calorías en la dieta.
  • Tres porciones de productos lácteos son muy recomedables una vez pasados los 50. La leche, el yogur o el queso aportan una fuente importante de calcio que evitará el deterioro de nuestros huesos. Es preferible consumir productos lácteos desnatados, más saludables y sin una fuente de grasa extra, así como elegir productos sin lactosa en el caso de que tengamos algún tipo de intolerancia.
  • Un aporte extra de vitamina B12 también es muy beneficioso para nuestra dieta. Muchas personas mayores de 50 años tienen dificultades para absorber las cantidades adecuadas de esta vitamina a través de los alimentos y por ello es recomendable consumir alimentos muy ricos en vitamina B12 como pueden ser algunos tipos de cereales de desayuno o incluso mediante complejos vitamínicos.
  • Beber la cantidad adecuada de agua también es vital para gozar de una buena salud. A medida que envejece, nuestro organismo siente menos sed a pesar de que las necesidades de agua sigan siendo vitales para funcionar correctamente. Hidratarnos correctamente durante el ejercicio y fuera de éste mejorará nuestra salud considerablemente.

Siguiendo estos consejos alimenticios y combinándolos con una dosis de ejercicio sobre la bicicleta acorde a nuestras posibilidades, nos aseguraremos una vida más saludable y feliz.

Visto en | Vivir Salud