MiniBrake: Un freno con control remoto para las bicicletas de los más pequeños
Componentes

MiniBrake: Un freno con control remoto para las bicicletas de los más pequeños

30
abr 2014

Para los padres y madres de todos aquellos niños y niñas que siguen siendo inestables sobre las dos ruedas, una nueva empresa húngara está tratando de hacer que esos primeros meses de aprendizaje en bicicleta sean un poco más fáciles. Para ello, han lanzado el nuevo proyecto MiniBrake, que no es otra cosa que un sistema de control remoto que permite a los padres frenar la rueda trasera de la bicicleta de sus intrépidos hijos/as en caso de emergencia.

MiniBrake: Un freno con control remoto para las bicicletas de los más pequeños

La instalación del nuevo sistema MiniBrake es muy sencilla. Simplemente basta con situarlo en la tija o cuadro de la bicicleta en una posición próxima a la rueda trasera para estar listo para su uso. Mediante un mando a distancia, los precavidos padres pueden activar el sistema de frenado de emergencia, encargado de frenar la bicicleta de nuestros pequeños gracias a un mecanismo retráctil que se desplaza hasta la banda de rodadura de la rueda trasera para frenar su inercia. Cuando no está en uso, el MiniBrake se apaga solo, y en caso de agotar su batería deja activado el freno para evitar accidentes no deseados.

MiniBrake: Un freno con control remoto para las bicicletas de los más pequeños

Este peculiar sistema de frenada de emergencia infantil está recomendado para niños de 2 a 5 años, con un límite de peso máximo de 35 kilogramos. Además, el MiniBrake tiene muy en cuenta la distancia de seguridad de los más pequeños de la casa, deteniendo la bicicleta cuando el niño se aleja más de 50 metros de sus progenitores, o en este caso, del mando a distancia que controla el mecanismo.

El MiniBrake ha sido diseñado para "de forma segura y sin problemas" frenar suavemente una bicicleta infantil en movimiento en sólo medio metro de distancia de frenada. Esta distancia es más que suficiente para ayudar a los padres a detener la bicicleta de sus hijos antes de chocar contra un bordillo, un coche aparcado, un árbol o incluso cualquier despistado transeúnte, que suelen ser comúnmente los accidentes preferidos de los más pequeños.

¿Interesados/as? El MiniBrake es un proyecto presentado en una campaña de financiación en masa del sitio Indiegogo. A pesar de que todo parece indicar que se quedará a decenas de miles de dólares lejos de cumplir su objetivo de financiación, todavía podemos conseguir nuestro propio MiniBrake por un precio recomendado de $80 (unos 58 euros). Para las personas indecisas, basta destacar que la campaña de financiación, y posiblemente la posibilidad de adquirir el MiniBrake, finaliza el próximo 11 de Mayo de 2014.

Más información en | MiniBrake