Los síntomas del sobreentrenamiento en el ciclismo de montaña
General

Los síntomas del sobreentrenamiento en el ciclismo de montaña

5
feb 2016

La mayoría de ciclistas tratamos de mejorar nuestro rendimiento sobre la bicicleta a base de entrenar duro, aunque en la gran mayoría de ocasiones nos dejamos llevar por el afán de superación y terminamos entrenando más de lo debido. Saber escuchar nuestro cuerpo es muy importante a la hora de evitar futuros problemas que puedan afectar a nuestro rendimiento, todos ellos derivados de lo que comúnmente se conoce como sobreentrenamiento.

Los síntomas del sobreentrenamiento en el ciclismo de montaña

Los síntomas del sobreentrenamiento

Tener más hambre de lo normal, dormir menos o sentirse desmotivado son sólo algunos de los síntomas que nos alertan de una carga de entrenamiento excesiva. A continuación, un repaso a dichos síntomas y la forma de prevenirlos:

  • Incremento del apetito. Es uno de los primeros síntomas en aparecer, ya que nuestro apetito se dispara. Ésto es debido a que nuestro cuerpo está buscando calorías y nutrientes extra para poder reparar los músculos y reponer los depósitos de glucógeno muscular. Aunque tener hambre no es algo excesivamente malo, hay que saber escuchar a nuestro cuerpo. Si tenemos más hambre que de costumbre, tenemos que asegurarnos de consumir más alimentos ricos en carbohidratos complejos, vitaminas y nutrientes.
  • Sentirse desmotivado. Tener falta de ganas es otro síntoma clave que hay que vigilar. La desmotivación puede venir por realizar entrenamientos demasiado duros o prolongados, por lo que no debemos bajar la guardia. Nuestro cuerpo simplemente está avisando de que ya tiene suficiente y que es hora de bajar un poco el ritmo. Un poco de descanso nos vendrá muy bien, justo lo que necesitemos para sentirnos nuevamente motivados.
  • Dolores de espalda, hombros o cabeza. Si notamos dolor en la parte baja de la espalda, los hombros o si tenemos dolores de cabeza, sin duda estamos forzando nuestro organismo en el entrenamiento. Tenemos que reducir la intensidad de las sesiones de bicicleta y, si el dolor persiste, disfrutar de un día o dos de descanso total para recuperarnos.
  • Tirones musculares. Los tirones son un síntoma muy común en deportistas que sobreentrenan ya que sobrecargan su sistema nervioso central mediante sesiones muy intensas y de larga duración. Si tenemos calambres o tirones musculares, lo mejor es tomarnos unos días de descanso para evitar sufrir algún tipo de lesión que nos deje 'fuera de juego' mucho más tiempo.
  • Dormir mucho o dormir poco. Dependiendo de la persona, los hábitos nocturnos de sueño pueden cambiar si entrenamos mucho más intensamente. Si notamos que necesitamos dormir mucho más o, por el contrario, notamos que nuestras horas de sueño disminuyen y nos levantamos más cansados, debemos dejar de entrenar durante unos días. Un correcto descanso es igual o más importante que un buen entrenamiento, ya que de una óptima recuperación depende un aumento real de nuestro rendimiento sobre la bicicleta.