Los frenos de disco en competiciones de ruta, autorizados por la UCI a partir de enero de 2017
Competición

Los frenos de disco en competiciones de ruta, autorizados por la UCI a partir de enero de 2017

17
oct 2016

La UCI (Unión Ciclista Internacional) ha vuelto a dar luz verde al uso de frenos de disco en competiciones de ruta a partir de enero de 2017. Apenas unos meses después de la prohibición de este tipo de frenos a raíz del polémico accidente de Fran Ventoso, el máximo organismo regulador del ciclismo aprueba nuevamente el uso de frenos de disco en las bicicletas del pelotón profesional tras revisar en profundidad el material y las normas de seguridad aplicables a los mismos.

Los frenos de disco en competiciones de ruta, autorizados por la UCI a partir de enero de 2017

A pesar de que los frenos de disco llevan años utilizándose en el ciclismo de montaña, incluyendo modalidades especialmente agresivas como Descenso y Enduro, su implantación en el mundo del pelotón profesional está siendo mucho más complicada de lo que se esperaba en un principio. Tras unas primeras pruebas realizadas en agosto y septiembre de 2015, la UCI autorizó el uso de este tipo de frenos para la temporada competitiva de 2016. Sin embargo, el pasado 14 de abril la propia UCI volvió a suspender las pruebas con los frenos de disco después de que la Asociación Internacional de Grupos Ciclistas Profesionales (AIGCP) denunciara su uso ante las graves lesiones que se produjo en la pierna el ciclista español Francisco Ventoso (Movistar Team) en la París-Roubaix.

Los frenos de disco en competiciones de ruta, autorizados por la UCI a partir de enero de 2017

Tras unos meses examinando profundamente todo lo relativo al material y seguridad de estos sistemas de frenado para bicicletas de carretera, a partir del 1 de enero de 2017 los fabricantes podrán volver a experimentar con los frenos de disco en las bicicletas de competición en ruta siempre y cuando cumplan con la nueva normativa impuesta por la UCI al respecto: prohibidos los cantos de 90º en los discos de freno en rotación para evitar que sean cortantes. Según apunta el comité directivo de la UCI: "La experimentación será estrechamente seguida y formalmente evaluada cada mes".