Los beneficios de practicar ejercicio físico, explicados en números
General

Los beneficios de practicar ejercicio físico, explicados en números

4
may 2012

Practicar ejercicio físico de forma regular es una manera muy aconsejable de cuidar nuestra salud y mejorar el rendimiento de nuestro cuerpo. Todos sabemos que el ejercicio físico tiene muchos beneficios sobre el organismo, pero pocos conocemos realmente las cifras que cuantifican estos beneficios en nuestro cuerpo. Un estudio observacional de larga duración realizado conjuntamente por el Hospital Transfronterizo de Puigcerdá y la Facultad de Medicina de la Universidad de Girona nos muestra las cifras reales de los beneficios del ejercicio físico sobre nuestro cuerpo.

Los beneficios de practicar ejercicio físico, explicados en números

El estudio ha sido realizado mediante un seguimiento médico sistemático seguido por cerca de un millón y medio de individuos durante unos 11 años seguidos. Durante este tiempo, los científicos han ido cuantificando todos los beneficios que la práctica de ejercicio físico regular provocaba en las personas participantes de este extenso estudio, elaborando unas estadísticas altamente detalladas acerca de las ventajas de practicar deporte y sus beneficios en múltiples enfermedades o problemas de salud.

Entre los datos arrojados, este estudio demuestra que la actividad física moderada practicada durante al menos media hora y 5 días a la semana o la actividad física intensa practicada durante al menos veinte minutos y 3 veces a la semana reducen en un 31% el riesgo de mortalidad. Además, el estudio demuestra que las personas físicamente activas tienen menos riesgo de padecer hasta 15 enfermedades diferentes, entre ellas la cardiopatía isquémica, la enfermedad cerebrovascular, la hipertensión, los cánceres de colon y mama, la diabetes tipo 2, el síndrome metabólico y la depresión.

La incidencia de enfermedad cardiovascular se reduce en un 33% entre quienes practican una actividad moderada cinco días a la semana, según una revisión con cerca de 726.000 participantes. Caminar una hora semanal reduce en un 50% el riesgo de enfermedad coronaria y una sola sesión semanal de ejercicio intenso reduce la mortalidad cardiovascular en un 39% en hombres y un 51% en mujeres. A estos datos también podemos sumarles que el riesgo de accidente cerebrovascular disminuye en un 31% con la práctica de ejercicio moderado regular, según una revisión con cerca de 480.000 participantes seguidos.

En relación al cáncer, una revisión seguida a cerca de 1.400.000 participantes concluye que el grupo más activo de personas tiene una reducción de un 30% en la incidencia de cáncer de colon, mientras que la incidencia del cáncer de mama se reduce entre un 20% y un 40% en el grupo de mujeres que practican ejercicio físico de forma más regular.

El ejercicio físico logra una reducción del 42% en la incidencia de diabetes tipo 2, según una revisión sistemática de 624.000 pacientes seguidos, además de que ayuda a prevenir el síndrome metabólico. El ejercicio moderado también ayuda a mantener el peso, aunque no tanto a perderlo. Del mismo modo, la actividad física moderada reduce la prevalencia de osteoporosis y minimiza en un 17% la incidencia de fracturas óseas.

Además de enfermedades, el ejercicio físico mejora las capacidades cognitivas e intelectuales. El ejercicio reduce el riesgo de demencia y deterioro cognitivo en las personas mayores de 65 años, además de demostrar que cualquier actividad física diaria reduce en un 41% el riesgo de padecer trastornos psicológicos, según una revisión realizada a 19.800 pacientes seguidos en el estudio.

Con estos datos cuantificados, no queda ninguna duda de que los beneficios de practicar ejercicio físico a cualquier edad, ya sea de forma moderada o intensa, son altamente recomendables. Por ello, chicos y chicas, con cuidado, moderación y dentro de nuestros límites, no dejemos nunca de pedalear.

Visto en | Muy Interesante