La geolocalización de nuestras actividades deportivas en las redes sociales, un peligro mortal
General

La geolocalización de nuestras actividades deportivas en las redes sociales, un peligro mortal

16
ago 2016

¿Pueden las aplicaciones deportivas y redes sociales convertirse en una herramienta de uso para asesinos psicópatas? Indudablemente sí, y es algo que todas las personas que hacen uso de estas plataformas deberían tener en cuenta. Vanessa Marcotte y Karina Vetrano, dos jóvenes deportistas estadounidenses, han sido asesinadas en distintos lugares del país mientras practicaban deporte al aire libre. En ambos sucesos, las deportistas hacían uso de la geolocalización de sus aplicaciones habituales para subir a las redes sociales sus ejercicios.

La geolocalización de nuestras actividades deportivas en las redes sociales, un peligro mortal

Vanessa Marcotte tenía 27 años y era Account Manager en Google. Estaba pasando el fin de semana en casa de su madre, en el condado de Worcester, y había salido a correr como tantas otras veces, aunque en esta ocasión no volvió. Fue encontrada muerta en Brooks Station Road. Karina Vetrano era una popular usuaria de Instagram, además de aficionada al running. Su cuerpo fue encontrado sin vida en Howard Beach (Queens) después de que la chica también saliera a correr y tardara más de la cuenta. Ambas víctimas geolocalizaron su ruta tal y como hacían regularmente.

La geolocalización de nuestras actividades deportivas en las redes sociales, un peligro mortal

Hoy en día, son muy pocos los deportistas que no hacen uso de una u otra aplicación deportiva para cuantificar sus entrenamientos. Estas utilidades nos permiten planificar la actividad física y registrar todo tipo de datos relevantes, tales como distancia recorrida, tiempo empleado, calorías quemadas e incluso la actividad cardíaca, además de, por supuesto, guardar, publicar y compartir la ruta realizada gracias a la tecnología GPS. Con el auge de las redes sociales, las aplicaciones deportivas han ido un paso más allá y permiten compartir cualquier actividad, siendo este punto el quid de la cuestión.

La geolocalización de nuestras actividades deportivas en las redes sociales, un peligro mortal

¿Por qué debemos tener precaución a la hora de compartir cualquier aspecto de nuestra vida en la Red? Porque, lo queramos o no, Internet no es un lugar en el que podamos fiarnos de cualquiera. Muchos personajes indeseables (ladrones, timadores, psicópatas, religiosos extremistas e incluso asesinos) pululan por los entresijos virtuales a la caza y captura de una inocente víctima, siendo responsabilidad nuestra mantener nuestra intimidad solo al alcance de aquellas personas en las que confiamos.

La geolocalización de nuestras actividades deportivas en las redes sociales, un peligro mortal

Las aplicaciones deportivas son realmente útiles y las redes sociales se han convertido en una herramienta de uso cotidiano. De la combinación de ambos ingredientes surge una poderosa herramienta que, mal controlada, puede servir a los ladrones para encontrar nuevos tesoros o a los psicópatas para mantener vigiladas a sus futuras víctimas. ¿Debemos tener miedo? ¿Hay que dejar de usar estas herramientas? Ni mucho menos, pero siempre, y volvemos a repetir SIEMPRE, debemos hacer un uso responsable de las mismas. Nunca se sabe quién puede estar mirando al otro lado de la pantalla...