La depilación en la práctica de Mountain Bike. ¿Pelos? No, gracias
General

La depilación en la práctica de Mountain Bike. ¿Pelos? No, gracias

30
mar 2011

Todos sabemos que la mayoría de corredores de ciclismo, sobretodo los de carretera, lucen piernas y brazos depilados sin rastro de pelo alguno. Esta práctica se ha extendido al mundo del Mountain Bike, con la aparición de competiciones y equipos profesionales de primer nivel.

¿Por qué depilarse en el ciclismo?

Aunque puede parecer simplemente algo estético, existen varias razones por las cuales la depilación del ciclista favorece en cierta medida la práctica del Mountain Bike.

Higiene. El sudor, polvo, tierra, barro, porquería y bichitos no se acumulan en los pelos de las piernas mientras se pedalea. La piel se mantiene más limpia y libre de residuos.

Salud. En caso de producirse una herida en alguna caída, la zona dañada está libre de pelos y se puede desinfectar con mucha más facilidad. La herida cicatriza antes y se sufren menos riesgos de infección, además de facilitar la colocación de vendas, apósitos, tiritas y demás. Por supuesto, a la hora de retirar dichos vendajes no nos saltarán las lágrimas cuando arranquemos un millón de pelos a su vez.

Masajes. En caso de competiciones sobretodo, las zonas depiladas permiten una mejor aplicación de cremas y ungüentos durante los masajes de las mismas. También en caso de sobrecarga muscular, donde la zona depilada permite aplicar la crema con más facilidad. La piel absorbe mejor las cremas y las manos se deslizan mejor sobre una piel sin pelos.

Estética. Probablemente y aunque cueste reconocerlo, una de las razones de mayor peso para la mayoría de ciclistas no profesionales. Unas piernas libres de pelos son mucho más estéticas que otras completamente cubiertas de pelos. La musculatura está más visible y además psicológicamente nos anima a seguir entrenando sobre nuestra bicicleta, aunque solo sea por lucir piernas por el monte.

La depilación en la práctica de Mountain Bike. ¿Pelos? No, gracias

¿Cómo depilarse?

Existen muchas maneras de eliminar el pelo de nuestras piernas y/o brazos. Dependerá en gran medida del tiempo, ganas y del resultado que se quiera conseguir. Como norma general:

Máquina corta-pelos. Comúnmente llamada "moto", en el argot barbero. Se pasa la máquina al 0 por las zonas deseadas, dejando el pelo de la zona cortado a ras de piel. El resultado general es regular, pero es lo más rápido y cómodo de realizar.

Cuchilla. Con la cuchilla de afeitar de toda la vida y espuma o jabón, se rasuran las zonas deseadas. Deja la piel suave, pero corremos el riesgo de padecer irritaciones de la misma y picores varios.

Cremas depilatorias. Poco recomendable en el caso de los hombres, debido al grosor del pelo. También puede provocar irritaciones serias y una vaciada de bolsillo interesante sin ningún resultado. Solo aconsejable en el caso de que ya se haya probado y funcione bien.

Cera. Lo que mejor resultado da y también lo más doloroso en caso de tener un pelo digno de un oso del Pirineo. Deja la piel suave y el pelo retrasa más su aparición. En el caso de algunas personas, puede ser necesaria anestesia general antes del procedimiento (o tener muchos balones, lo que resulte de más agrado).

Luz pulsada de alta intensidad. Empiezan a verse en muchos establecimientos. Son unas pistolas que emiten rayos de luz pulsada de alta intensidad, que queman el folículo del pelo hasta hacerlo desaparecer. No hemos probado este método, pero es otra opción más.

Como consejo final, es recomendable depilarse al menos 2 o 3 días antes de salir sobre nuestra bicicleta de montaña, para que los poros de la piel se cierren y el sudor no nos haga sufrir irritaciones en las zonas depiladas. Por supuesto, el uso de alguna crema hidratante tras la depilación favorece y cuida la piel que con tanto gusto maltratamos. Después, a lucir piernas.