Guerreros de fin de semana: ¿Es perjudicial el deporte practicado sólo durante el fin de semana?
General

Guerreros de fin de semana: ¿Es perjudicial el deporte practicado sólo durante el fin de semana?

25
feb 2015

Cada vez son más las personas que deciden iniciarse en el mundo de las bicicletas o en cualquier otro tipo de actividad deportiva con la intención de conseguir una mejor salud y estado físico. Para la mayoría de estas personas, sobre todo las que comienzan a practicar deporte o las que no disponen de más tiempo, el fin de semana se convierte en el período de tiempo más apropiado para realizar actividades físicas, aunque debemos tener muy en cuenta que practicar deporte sólo durante el fin de semana también presenta una serie de inconvenientes.

Guerreros de fin de semana: ¿Es perjudicial el deporte practicado sólo durante el fin de semana?

El deporte solamente durante el fin de semana

Obtener beneficios de una actividad física en nuestro organismo va más allá de practicar deporte de cualquier manera y bajo cualquier condición. Practicar deporte de tres a cuatro veces por semana nos ayuda a reducir los factores de riesgo cardiovasculares provocados por la vida sedentaria, tales como el tabaquismo, el estrés o los malos hábitos, además de mejorar nuestra salud en muchos otros aspectos, ya sean físicos o psíquicos.

Sin embargo, por motivos laborales, por responsabilidades familiares o simplemente porque durante la semana no encontramos tiempo ni motivación tras una dura jornada laboral, hay muchas personas que únicamente practican deporte durante el fin de semana. Para estos 'guerreros de fin de semana', el riesgo de tener una lesión muscular, articular o cardiovascular aumenta considerablemente con respecto a otras personas que practican ejercicio físico de forma regular.

Cuando llevamos una vida sedentaria entre semana y nos convertimos en 'guerreros de fin de semana' que practican deporte de forma más o menos intensa, tratando de recuperar todo lo que no hemos podido hacer de lunes a viernes, ni nuestros músculos ni nuestras articulaciones están preparados y acondicionados para esa actividad física ocasional, por lo que seremos carne de cañón para todo tipo de lesiones: contracturas, esguinces, roturas fibrilares y desgarros musculares, entre los problemas más leves que podemos sufrir.

Las estadísticas nos dicen que los fines de semana es cuando más lesiones musculares, óseas, de articulaciones, problemas cardiovasculares y casos de muerte súbita se producen. Estos peligros llegan sin avisar y la mayoría de ellos se producen por el desconocimiento de los peligros derivados de practicar actividades deportivas intensas sin ser conscientes de que realmente no estamos preparados/as para ello. Con la edad, sobre todo a partir de los 30 años, es muy recomendable hacerse una revisión médica anual para conocer el estado de nuestra salud, adquiriendo este hábito especial importancia si practicamos deporte de forma ocasional o regular.

¿Cómo evitar los riesgos del deporte ocasional?

La base para progresar en cualquier actividad deportiva es el entrenamiento. Si no podemos practicar deporte de lunes a viernes y únicamente podemos hacer ejercicio durante el fin de semana, debemos elegir deportes que no requieran de mucha intensidad física. También debemos ser prudentes con la duración del ejercicio físico y no sobrepasar nuestros límites. Hay que evitar los deportes de grupo tales como partidos de fútbol, tenis, pádel o ciclismo practicados de forma intensa, ya que el resto de compañeros/as (o incluso nosotros mismos) pueden marcar un ritmo demasiado elevado para el resto del grupo o equipo.

La mejor opción para el fin de semana es practicar deportes en los que podamos marcar el ritmo nosotros mismos; actividades como caminar, correr, nadar o rodar en bicicleta en solitario o con otras personas que tengan el mismo nivel de entrenamiento. En términos generales, las personas que sólo pueden hacer deporte el fin de semana deben practicar algún deporte aeróbico con un tiempo e intensidad moderados sin pretender hacer en un sólo día lo que no han podido hacer entre semana. En el mejor de los casos, podemos terminar con dolores y molestias varias, pero la oscura sombra de sufrir lesiones más graves y otros problemas siempre nos perseguirá, siendo algo que sólo podremos disipar con un entrenamiento regular.

Una práctica muy recomendada para deportistas (o guerreros) de fin de semana es tener siempre monitorizado el ritmo cardíaco mediante el uso de un pulsómetro. De esta manera siempre podemos tener controladas nuestras pulsaciones y descubrir en cualquier momento alguna alteración del ritmo cardíaco que nos indique que algo no funciona bien. De cualquier modo, no debemos olvidar que la mejor forma de mejorar nuestra salud es practicar ejercicio físico de tres a cuatro veces por semana de forma regular, siendo insuficiente (y contraproducente) hacerlo un único día a la semana.

En D+SF | Peligros del deportista de sábado y domingo