Garmin Edge 500. Nuevo diseño con fibra de carbono y un toque de rojo
Equipamiento

Garmin Edge 500. Nuevo diseño con fibra de carbono y un toque de rojo

23
oct 2011

Garmin nos presenta la nueva versión de su ciclocomputador Edge 500. Para este año, el pequeño ordenador de bicicleta de Garmin recibe nuevo diseño y está disponible en cuatro versiones diferentes, destacando entre ellas la versión Red por su excelente y llamativo diseño en rojo y negro con el toque especial de la fibra de carbono. Además trae GPS integrado, cumple la norma IPX7 de impermeabilidad y pesa solamente 56,7 gramos. ¿Se le puede pedir más?

Garmin Edge 500. Nuevo diseño con fibra de carbono y un toque de rojo

Compacto, ligero y repleto de funciones

El nuevo Garmin Edge 500 integra un GPS de alta sensibilidad con predicción por satñelite HotFix, para calcular nuestra posición de la forma más rápida. No requiere calibración ni cualquier otro tipo de componente externo, por lo que podremos usarlo en cualquier bicicleta simplemente instalándolo en el lugar que más nos plazca. Es resistente al agua, cumpliendo el estándar IPX7 de impermeabilidad y ofrece una autonomía de hasta 15 horas seguidas de funcionamiento.

Con un tamaño muy compacto y un peso de apenas 60 gramos, el Edge 500 cuenta con una pantalla TFT de 1,7 pulgadas monocroma, que ofrece una perfecta lectura de los datos de todas las funciones disponibles de este ciclocomputador. Entre sus funciones principales, además de la obligatoria información acerca de velocidad, ritmo cardíaco, calorías consumidas, tiempo de marcha o distancia recorrida, también podremos obtener los datos acerca de la altitud, pendiente, posición GPS, ritmo de cadencia e incluso la temperatura ambiente de la zona por la que nos movamos.

Otra función muy interesante que podemos encontrar en este práctico ordenador de bicicleta con GPS de Garmin es la de Virtual Partner, mediante la cual podremos competir contra un adversario virtual basándonos en entrenamientos anteriores registrados en el Edge 500. De esta manera, podremos controlar en cada entrenamiento nuestro rendimiento actual, compararlo con otros entrenamientos ya realizados y mejorar nuestros resultados gracias a los datos que la pantalla nos va mostrando, a modo de competición contra nosotros mismos.

El Edge 500 es compatible con la tecnología ANT+, por lo que podremos hacer uso de otros sensores o medidores de potencia compatibles con esta tecnología, algo verdaderamente interesante si ya disponemos de ellos y no necesitamos adquirir otro más. Como es habitual en la mayoría de productos de Garmin, también tendremos acceso a Garmin Connect, un espacio online reservado para nosotros en el que podremos almacenar todos nuestros datos de entrenamiento y realizar múltiples análisis sobre ellos, registrar nuestros progresos e incluso compartir la información con otros usuarios.

Podemos encontrar la versión más básica del nuevo Garmin Edge 500 por 229 euros en tiendas especializadas (sin sensor de cadencia). En cuanto a la versión Red, viene con sensor de cadencia, sensor de velocidad y monitor de frecuencia cardíaca Premium. La podemos encontrar en tiendas por un precio de 299 euros.

Más información en | Garmin