Flexiones isométricas en posición supina, un contundente ejercicio para entrenar la espalda en nuestra propia casa
General

Flexiones isométricas en posición supina, un contundente ejercicio para entrenar la espalda en nuestra propia casa

8
ene 2015

Los ejercicios de tipo isométrico son una forma especial de entrenamiento que no requiere de ningún tipo de equipamiento o instalación especial para realizarse, siendo especialmente interesantes para todas aquellas personas que por un motivo u otro prefieren entrenar en casa. Hace unas semanas, aprendimos cinco ejercicios isométricos para entrenar las piernas en nuestro hogar; en esta ocasión, llega el turno de fortalecer nuestra maltratada espalda gracias a otro interesante entrenamiento casero: flexiones isométricas en posición supina.

Flexiones isométricas en posición supina, un contundente ejercicio para entrenar la espalda en nuestra propia casa

Si mantener nuestras piernas en perfecta forma es esencial para exprimir nuestro rendimiento sobre la bicicleta, fortalecer nuestra espalda también nos permite disfrutar de una postura de conducción más estable, evitar posibles lesiones y dolores indeseados y disfrutar de un mayor control sobre la bicicleta. Las flexiones isométricas en posición supina nos ofrecen una forma muy práctica de entrenar la parte superior de nuestra espalda, haciendo trabajar los músculos romboides y dorsales de forma intensa sin más ayuda que nuestro propio peso corporal.

Flexiones isométricas en posición supina, un contundente ejercicio para entrenar la espalda en nuestra propia casa

Para realizar este tipo de flexiones, basta con tumbarnos en el suelo boca arriba con la espalda apoyada en el firme. Para conseguir un mejor apoyo de la columna vertebral contra el suelo, es recomendable flexionar las rodillas y apoyar los pies firmemente, consiguiendo la postura idónea para iniciar el ejercicio. Debemos colocar los brazos de la misma forma que si fuésemos sujetando el manillar de nuestra bicicleta, con los codos flexionados a 90º y dirigiendo las palmas de las manos hacia arriba. Una vez preparados, iniciamos el ejercicio empujando con los codos hacia el suelo para despegar los hombros y la parte superior de nuestra espalda del firme, descendiendo lentamente para completar la flexión.

Con estas flexiones isométricas conseguiremos trabajar de forma intensa nuestros músculos romboides y dorsales, fortaleciendo nuestra espalda para las salidas en bicicleta más extremas y, de paso, ahorrándonos unos euros en gimnasio.

En Vitónica | Flexiones en posición supina, un buen ejercicio para tu espalda