Entrenamiento: Un ejercicio para fortalecer los tobillos y evitar lesiones
General

Entrenamiento: Un ejercicio para fortalecer los tobillos y evitar lesiones

30
jul 2011

Es muy frecuente encontrar ejercicios para trabajar las piernas, ya que es importante fortalecerlas para hacer frente a las duras jornadas sobre nuestra bicicleta. Pero igual de importante resulta fortalecer una zona de ellas que también sufre la tensión del entrenamiento: los tobillos. En este artículo vamos a ver cómo podemos trabajar los tobillos y hacerlos más resistentes.

Entrenamiento: Un ejercicio para fortalecer los tobillos y evitar lesiones

Tobillos más fuertes y flexibles

Un ejercicio que trabaja directamente nuestros tobillos nos proporcionará más fuerza en la zona, además de una mayor flexibilidad en esta delicada parte de nuestras piernas.

Para la realización del ejercicio necesitamos un banco horizontal, taburete o silla y una esterilla para tumbarnos sobre ella. En primer lugar, nos tumbaremos sobre la esterilla y con la espalda apoyada en ella, colocaremos las piernas sobre el banco horizontal, taburete o silla de forma que queden elevadas y apoyadas en la superficie, con los pies colgando. Es importante que coloquemos las piernas alineadas con la espalda, que debe permanecer recta durante todo el ejercicio.

Una vez en esta postura, y con los brazos colocados a ambos lados del tronco completamente estirados y relajados, comenzaremos a realizar el ejercicio. El movimiento que tenemos que realizar es muy sencillo, pues simplemente tenemos que mover los pies que quedan colgando fuera del apoyo que usemos para las piernas. Comenzaremos moviendo un pie de abajo hacia arriba, como si quisiéramos tocar con la punta de los dedos el suelo y después quisiéramos tocar nuestra espinilla. Los movimientos deberán ser lentos y concentrando toda nuestra atención en la zona, sintiendo como se mueve nuestro tobillo.

Es muy importante realizar el ejercicio primero con un pie y después con el otro, para poder así concentrarnos en el movimiento mucho mejor y sentir como trabaja el tobillo. En un principio, notaremos limitados los movimientos del pie debido a la falta de flexibilidad en la zona, pero poco a poco iremos mejorando y el recorrido del movimiento será más largo, a medida que vayamos fortaleciendo nuestros tobillos.

Visto en | Vitónica