Entrenamiento: Molestia y dolor muscular. ¿En qué se diferencian?
General

Entrenamiento: Molestia y dolor muscular. ¿En qué se diferencian?

31
jul 2013

En el mundo del deporte, resulta muy común escuchar aquello de "si tienes dolor muscular, no deberías entrenar", siendo lo más sensato abandonar nuestros entrenamientos hasta la desaparición del dolor. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que las molestias musculares son ligeramente diferentes al dolor muscular, y mucho más frecuentes de lo que pensamos. Por este motivo, resulta interesante aprender a diferenciar entre el dolor y el malestar, entendiendo cómo funcionan las señales de alerta de nuestro cuerpo.

Entrenamiento: Molestia y dolor muscular. ¿En qué se diferencian?

¿Qué es el dolor?

El dolor es una señal de alerta que nuestro cuerpo emite ante una posible lesión. El ejercicio físico nunca debe provocar dolor y, en el caso de que lo haga, debemos abandonar nuestros entrenamientos para descansar y esperar a que el dolor cese. En el caso de ser un dolor persistente, como siempre y lo más recomendable es acudir a nuestro médico de cabecera. El sentido común es el factor principal que nos dicta el comportamiento a seguir ante los primeros síntomas de un dolor muscular, siendo lo más aconsejable abandonar nuestros entrenamientos y acudir a un profesional médico. En caso contrario, tenemos grandes posibilidades de sufrir lesiones graves y/o crónicas.

¿Qué es el malestar?

Incomodidad, cansancio generalizado y pesadez son algunas de las características principales que delatan los síntomas del malestar, mucho más frecuentes en épocas de entrenamiento intenso y/o más exigente. Este malestar es sinónimo de adaptabilidad física al ejercicio, y nos indica que estamos mejorando nuestro nivel general como deportista (sistema aeróbico y anaeróbico). Este malestar, relacionado también con la fatiga muscular, es muy común después de haber realizado un entrenamiento especialmente intenso o una competición, y normalmente desaparece con la ayuda de entrenamientos regenerativos, masajes y una alimentación adecuada.

Las diferencias entre malestar y dolor

Pese a que ambos tipos de síntomas son particularmente similares, existen una serie de indicadores que nos pueden ayudar a conocer la diferencia entre el malestar provocado por un ejercicio intenso o el dolor provocado por alguna lesión en estado inicial:

  • Los dolores o posibles lesiones aparecen en un lugar específico (rodilla, gemelo, hombro, etc)
  • El malestar es general, y normalmente se siente en todo el cuerpo o en ambas piernas por igual
  • El malestar puede desaparecer con la ayuda de entrenamientos suaves (regenerativos), masajes y una alimentación adecuada
  • El dolor puede aparecer por el uso de un equipamiento incorrecto o no adecuado, falta de descanso, falta de entrenamiento previo o abuso de cierto tipo de posturas y/o ritmos de entrenamiento, entre otras causas, con una duración prolongada en el tiempo
  • El malestar suele aparecer cuando iniciamos un nuevo plan de entrenamiento o cuando realizamos nuestra primera competición, pero de una duración muy breve en el tiempo

En Atletas.info | Lesiones: Molestias vs dolores ¿Cuál es la diferencia?