El SAG de la suspensión. ¿Qué es y cómo ajustarlo correctamente?
Mecánica

El SAG de la suspensión. ¿Qué es y cómo ajustarlo correctamente?

9
ago 2011

EL SAG o también llamado prehundimiento de una suspensión, ya sea horquilla o amortiguador, no es ni más ni menos que un anglicismo utilizado en el mundo del Mountain Bike para denominar al hundimiento que sufre una suspensión debido al peso corporal del ciclista que la utiliza. Dicho de otra forma, el SAG es el recorrido que tiene una suspensión cuando el peso del ciclista recae sobre ella.

El SAG de la suspensión. ¿Qué es y cómo ajustarlo correctamente?

¿Qué es el SAG de una suspensión?

El prehundimiento o SAG de una suspensión tiene un papel muy importante en el correcto funcionamiento de la horquilla o amortiguador (o ambos) de una bicicleta. Supone un recorrido negativo que jugará a nuestro favor absorbiendo las irregularidades del terreno, de manera que haga rebotar la barra o barras de la suspensión manteniendo las ruedas pegadas a la superficie del terreno por el que nos movemos, minimizando la percepción de baches y demás obstáculos del suelo.

Aunque también intervienen más factores como la inercia, la velocidad o los distintos tipos de suspensiones del mercado a la hora de analizar el comportamiento de un amortiguador u horquilla, pongamos un ejemplo muy simple de entender. Imaginemos que vamos rodando con nuestra bicicleta y pasamos sobre un enorme agujero en el suelo; sin SAG, toda la bicicleta (nosotros incluidos) caerá dentro del agujero, mientras que con SAG solamente caerá la rueda mientras que el resto de la bicicleta continuará al mismo nivel, con lo que la suspensión habrá funcionado correctamente.

¿Cómo ajustar el SAG de una suspensión?

Para ajustar correctamente el SAG de una suspensión, ya sea de una horquilla o de un amortiguador de suspensión trasera, hay que seguir una serie de pasos muy fáciles para calcular correctamente la longitud adecuada del SAG. Un dato fundamental a la hora de ajustar el SAG de una suspensión es conocer la carrera del amortiguador u horquilla. En el caso de las horquillas, la carrera es el propio recorrido de éstas, generalmente de 80, 100, 120, 140 o 160 mm. de recorrido.

En el caso de un amortiguador, la carrera es la distancia que se comprime el émbolo, y no el recorrido de la suspensión. Para conocer con exactitud la carrera de un amortiguador, hay que vaciar todo el aire y comprimir la suspensión hasta que haga tope, desplazando el aro de goma que normalmente traen los amortiguadores para su ajuste. Después, hay que volver a meter aire hasta que el amortiguador se extienda por completo y medir la distancia desde el cuerpo del amortiguador hasta el aro o junta de goma. Esa es la carrera disponible real de nuestro amortiguador.

Vale la pena decir que el proceso seguido para medir la carrera real de un amortiguador también es igualmente válido en horquillas, en el caso de que no sepamos su recorrido o de que sospechemos que no tiene tanto recorrido como pensábamos. Una vez sepamos con seguridad la carrera disponible de nuestras suspensiones, los pasos a seguir para ajustar el SAG:

  • Coloca el aro de goma junto al cuerpo del amortiguador (o una brida junto a las botellas de la horquilla, en el caso de no haber junta de goma). Súbete a la bicicleta con cuidado y adopta la posición más común sobre ella. Permanece unos segundos así y desmonta con cuidado de no comprimir más las suspensiones de la bicicleta.
  • Mide cuánto se ha comprimido la suspensión. Normalmente, los fabricantes de horquillas y amortiguadores traen unas recomendaciones para ajustar correctamente el SAG de una suspensión determinada. A modo general, queremos que el SAG esté entorno al 20% y el 30% de la carrera. Si queremos una suspensión firme, elegiremos una medida de alrededor del 20%, mientras que para suspensiones más sensibles nos aproximaremos a una medida cercana al 30%. Por ejemplo: si la carrera de nuestro amortiguador es de 45 milímetros, querremos hundirlo entre 9 y 13 milímetros (45x0,2 y 45x0,3).
  • Añade o quita aire al amortiguador u horquilla hasta llegar al SAG que quieras, repitiendo los dos pasos anteriores. Hay que ir poco a poco, variando 5 ó 10 PSI cada vez, hasta encontrar la presión adecuada para que el SAG quede exactamente a la medida deseada.

Casos especiales y suspensiones de muelles

Hay casos especiales en los que el método anteriormente descrito para ajustar el SAG de una suspensión no será válido. Por ejemplo, en sistemas de doble suspensión como el de pivote de giro virtual. En tal caso, lo mejor es seguir las recomendaciones del fabricante de nuestra bicicleta para ajustar de manera óptima el SAG de nuestra suspensión.

Otro caso parecido son los amortiguadores y horquillas de muelles, ya que el proceso utilizado para medir y ajustar el SAG está descrito para suspensiones de aire. En el caso de amortiguadores y horquillas con muelles, seguiremos unas directrices muy parecidas. Tendremos que regular la precarga del muelle en función del SAG que deseemos. Hay que ajustar la precarga del muelle roscándolo (más duro) o desenroscándolo (más blando) hasta alcanzar el SAG deseado. Si a la hora de precargar el muelle necesitamos que éste se comprima más de 6 o 7 mm. es muy recomendable sustituirlo por otro de mayor dureza, mientras que si no llegamos al SAG mínimo, lo más factible es sustituir el muelle por otro más blando, a fin de obtener todo el recorrido de la suspensión posible.

Visto en | Bike

Imagen | MTB 29 seis 70