El Kinesio Taping o vendaje neuromuscular. ¿Una nueva moda pasajera o algo más?
General

El Kinesio Taping o vendaje neuromuscular. ¿Una nueva moda pasajera o algo más?

7
jun 2012

Cada vez resulta más frecuente encontrarse con deportistas que llevan colocadas unas curiosas cintas de colores en alguna de sus articulaciones, como pueden ser rodillas, gemelos y hombros, formando un extraño dibujo sobre la piel. Estas cintas de colores llamativos, sistemáticamente colocadas sobre la piel, no son otra cosa que lo que se conoce como Kinesio Taping o vendaje neuromuscular (KT), una técnica que surgió en Japón en los años 70 y cuyo uso se ha ido extendiendo más y más hasta día de hoy.

El Kinesio Taping o vendaje neuromuscular. ¿Una nueva moda pasajera o algo más?

El kinesiotaping o vendaje neuromuscular

Ya sea por moda o porque realmente resulta eficaz, el vendaje neuromuscular cada día gana más adeptos. Es frecuente ver a ciclistas de élite con las rodillas decoradas por estas peculiares tiras adhesivas, e incluso algún compañero de ruta que nos sorprende con uno de estos vendajes colocados en alguna extremidad el día menos pensado. Puesto que es una técnica que tal vez funciona y no resulta molesta, muchos deportistas comienzan a hacer un uso masivo del Kinesio Taping o vendaje neuromuscular.

Las tiras utilizadas en el vendaje neuromuscular son especiales, de colores llamativos y se activan con el aumento de la temperatura corporal. Son muy resistentes a los roces y al contacto con el agua, pudiéndonos incluso bañarnos con un vendaje neuromuscular colocado. No tienen efectos secundarios, no molestan, tienen una apariencia estética muy de moda y además son transpirables, y se deben dejar colocadas durante unos 3 o 4 días como norma general para disfrutar de sus beneficios.

Principalmente, los vendajes neuromusculares se utilizan para ayudar a mejorar posibles lesiones con una disminución del dolor, una mejora del drenaje linfático y venoso de la zona, un mejor soporte a los músculos más débiles y una corrección de las alteraciones en la alineación muscular. Se emplea en el ámbito de la patología osteomuscular; para dolores articulares, inestabilidad o debilidad muscular, tirones y otro tipo de lesiones musculares. En cualquier caso, es una técnica complementaria de cualquier otro tratamiento médico que no sustituye otras técnicas de recuperación, sino que las complementa para potenciar los efectos recuperadores más rápidamente.

Aunque todavía está por demostrar más rigurosamente, todo apunta a que la efectividad del vendaje muscular o Kinesio Taping va más allá de una moda pasajera. Diversos estudios realizados sugieren que el vendaje neuromuscular aplicado correctamente en el sistema músculoesquelético, sobretodo en hombro, rodilla, tobillo y columna lumbar, favorece la recuperación de lesiones y el desarrollo óptimo de la musculatura afectada. Sin duda, el vendaje neuromuscular aumenta nuestra propia conciencia sobre los músculos afectados con respecto al resto de músculos, ayudando a mejorar la alineación muscular y mitigar los efectos de una lesión.

El vendaje neuromuscular. Hazlo tú mismo/a

Como hemos visto, el Kinesio Taping o vendaje neuromuscular puede ser beneficioso para aliviar dolores articulares y favorecer la curación de lesiones. En el caso de los ciclistas, uno de los dolores más habituales suele ser el dolor de rodilla, que teóricamente puede ser aliviado recurriendo correctamente al vendaje neuromuscular.

El asistente de fisioterapia Christie Hill del Centro de Medicina Deportiva de Boulder (USA), nos muestra como podemos colocarnos nosotros mismos de forma fácil un vendaje neuromuscular para aliviar el dolor de nuestra rodilla. Para ello:

El Kinesio Taping o vendaje neuromuscular. ¿Una nueva moda pasajera o algo más?
  • 1. Nos sentamos con la pierna extendida y colocamos una tira de cinta neuromuscular desde el centro de la mitad del muslo hasta la parte superior de nuestra rodilla.
  • 2. Doblamos la rodilla 90 grados y, comenzando desde la parte inferior de la primera tira ya colocada, procedemos a colocar una tira alrededor de cada lado de la rótula, cruzando ambas tiras en la parte inferior.
  • 3. Por último, comenzando por la parte inferior de la rodilla, procedemos a rodear nuevamente con una cinta cada lado de la rótula, cruzando esta vez ambas tiras en la parte superior.

Como apunte final, debemos tener en cuenta que debe haber poca o ninguna tensión en las tiras colocadas, ya que por las características propias del material que las compone éstas son capaces de deformarse longitudinalmente mucho más que su longitud inicial, y no tenemos que forzar su estiramiento. Debemos aplicarnos este vendaje neuromuscular antes de salir a rodar con la bicicleta y mantenerlo colocado durante un máximo de 3 días. Y sobretodo, debemos recordar que ante cualquier dolor persistente la única solución realmente válida es la visita a nuestro médico.

Visto en | Bicycling Magazine