El factor Q en el ciclismo. ¿Qué es y para qué sirve?
Mecánica

El factor Q en el ciclismo. ¿Qué es y para qué sirve?

17
jul 2013

Muchos de nosotros/as hemos visto o escuchado en innumerables ocasiones algún tipo de referencia hacia el factor Q, una medida de especial importancia en el mundo del ciclismo aunque igualmente desconocida por la mayoría. Básicamente, el factor Q es la distancia que hay entre nuestras piernas al pedalear y tiene una gran importancia en la biomecánica, salud y rendimiento de cualquier ciclista. A pesar de que resulta bastante habitual ver especificaciones de factor Q en las bielas de los distintos fabricantes, el factor Q más importante viene determinado por la separación de las crestas ilíacas (pelvis) de un deportista, tal y como veremos a continuación.

El factor Q en el ciclismo. ¿Qué es y para qué sirve?

Como hemos visto, el factor Q es la distancia existente entre nuestras piernas al pedalear. No obstante, los fabricantes de componentes para bicicletas también denominan factor Q a la distancia máxima entre los centros de las bielas, o dicho de otro modo, la distancia existente entre las caras externas de ambas bielas, justo en el punto donde se atornillan los pedales. Esta distancia no es exactamente la distancia de nuestras piernas al pedalear, por lo que la podemos denominar Factor Q máximo.

Conociendo el Factor Q máximo de una biela, podemos calcular el factor Q mínimo. Una vez el pedal está atornillado a la biela, la distancia entre la cara externa de la biela y la parte externa del pedal se deben sumar para calcular el factor Q mínimo, que no es otra cosa que la distancia existente entre punta y punta de ambos pedales. De este modo tan sencillo, obtenemos el factor Q funcional de las bielas, que dicho de otro modo, es la distancia existente entre centro y centro de ambos pedales.

El factor Q en el ciclismo. ¿Qué es y para qué sirve?

El factor Q funcional es realmente la medida más interesante para cualquier ciclista y la que debe ser tomada en cuenta. Nuestro factor Q funcional viene dado por la distancia existente entre las crestas ilíacas de nuestra pelvis, y que puede estar condicionado por inestabilidades plantares y cualquier otro tipo de anomalía física, por lo que puede ser una medida variable en el tiempo. La determinación del factor Q funcional de un ciclista se obtiene midiendo la separación de las crestas ilíacas de lado a lado y, junto con la longitud adecuada de la biela, el factor Q de las mismas y el tipo de pedales utilizados, permite a cualquier ciclista utilizar todos los músculos de la pierna en carga, extensión y flexión.

Como muchos/as sabemos, muchas personas piensan que un menor factor Q es sinónimo de un mayor rendimiento al pedalear, ya que ir muy abiertos de piernas sobre la bicicleta supone una pérdida de energía innecesaria. Sin embargo, ir muy cerrados de piernas también es algo incorrecto. El factor Q funcional viene dado por el tamaño de la pelvis de cada individuo, y para que sea efectivo debería coincidir o acercarse lo máximo posible a la distancia existente entre los centros de los pedales de nuestra bicicleta.

En BioAmadeo | The Q Factor. Salud y rendimiento