Tiendas online, grandes centros comerciales y tiendas de barrio. ¿Dónde comprar una bicicleta?
General

Tiendas online, grandes centros comerciales y tiendas de barrio. ¿Dónde comprar una bicicleta?

8
oct 2015

A día de hoy, los aficionados al ciclismo tenemos más fácil que nunca la opción de poder adquirir la bicicleta de nuestros sueños. Las ventas online han acercado hasta el cliente final modelos que, hasta ahora, resultaban inaccesibles por falta de distribuidor o similares, mientras que muchos grandes centros comerciales (Decathlon, Corte Inglés, etc) apuestan por marcas propias de precio muy goloso. Ambas opciones son perfectamente válidas e interesantes, pero no debemos olvidar que las tiendas de barrio de toda la vida son las que nos pueden ofrecer un trato más personal y un mejor precio en la mayoría de ocasiones.

Tiendas online, grandes centros comerciales y tiendas de barrio. ¿Dónde comprar una bicicleta?

Cualquier aficionado al ciclismo sabe bien que, al final de temporada, no son pocas las tiendas que hacen grandes rebajas de sus modelos en stock con la intención de dejar hueco a las bicicletas del catálogo más reciente. Esta diferencia de precio con respecto al coste original es una pérdida de beneficio que los propietarios de los comercios asumen año tras año, y es uno de los ejemplos más claros acerca de por qué deberíamos acudir a una tienda de barrio para comprar nuestra próxima bicicleta y regatear por un precio más bajo para ese nuevo modelo que nos pone la piel de gallina.

En términos generales, los propietarios de las tiendas de toda la vida trabajan de la siguiente forma: compran a las marcas los modelos que quieren tener en tienda, ya sea para exposición o por haber realizado la venta. El precio para las tiendas es (salvo muy contadas excepciones) inferior al PVP final, y es esa diferencia de precio la que hace que nuestro simpático vendedor de bicicletas reciba su merecido beneficio económico. Ahora bien, ¿cómo es de grande la diferencia entre precio 'tienda' y precio final? Pues depende de diferentes factores y es diferente para cada fabricante y tienda, pero está estrechamente relacionado con el precio final de la bicicleta; cuanto más cara es la bicicleta, mayor es el margen de beneficio del comercio.

Lógicamente, no debemos olvidar que los comercios no abren sus persianas cada día por amor al arte. Los propietarios de las tiendas, al igual que todo 'currante', trabajan para obtener un salario a final de mes. Por este motivo, tenemos que tener en cuenta que el regateo del precio de una bicicleta debe ser equilibrado entre ambas partes. Si el precio del producto vendido no es una suma elevada, es más que probable que no consigamos una rebaja importante (o ninguna), mientras que si ocurre lo contrario podemos encontrarnos con la sorpresa de tener que pagar una bonita cantidad de euros menos o llevarnos un jugoso regalo.

Sin menospreciar las tiendas online y los grandes centros comerciales, muy útiles para encontrar esos productos que nuestro tendero no tiene o marcas de otro modo inaccesibles, las tiendas físicas de toda la vida son y serán la opción más interesante para comprar una bicicleta, sobre todo si el precio de la misma es respetable. La mayoría de responsables de estas tiendas pueden ofrecernos precios muy apetecibles si sabemos jugar con las cartas adecuadas, además de un trato cercano, un mejor asesoramiento, la prueba del producto (en ocasiones) y un servicio post-venta muy de agradecer tras la compra de nuestra anhelada montura.