¿Culpable? Femke Van den Driessche anuncia su retirada sin testificar en la UCI por el caso de dopaje tecnológico
General

¿Culpable? Femke Van den Driessche anuncia su retirada sin testificar en la UCI por el caso de dopaje tecnológico

16
mar 2016

Dice el refrán que una retirada a tiempo es una victoria, y aunque no es el caso de la corredora Femke Van den Driessche, sí que lo es para los responsables ocultos de esta trama de fraude en el ciclismo. La ex-campeona belga de ciclocross ha decidido apartarse 'voluntariamente' del mundo de la competición y no testificar ante la Unión Ciclista Internacional por el primer caso de dopaje tecnológico detectado en el mundo del ciclismo profesional.

¿Culpable? Femke Van den Driessche anuncia su retirada sin testificar en la UCI por el caso de dopaje tecnológico

Según explica la propia Femke Van den Driessche: "Después de haberlo meditado junto a mi abogado y mi familia, he decidido detener mi implicación en el proceso que hay abierto contra mí en Aigle (Suiza) ya que he tomado la decisión de poner fin a mi carrera deportiva. Mi absolución es imposible, ya que esa bicicleta estaba en mi zona de material y el caso ya ha sido juzgado por todos. Además, los costes de mi estancia en Suiza son demasiado altos".

¿Culpable? Femke Van den Driessche anuncia su retirada sin testificar en la UCI por el caso de dopaje tecnológico

Para las personas que no lo sepan, Femke Van den Driessche se convirtió en la triste protagonista de una rocambolesca historia de dopaje tecnológico durante el pasado mundial de ciclocross de Heusden-Zolder, en Bélgica, cuando los comisarios de la UCI detectaron un motor oculto en una de las bicicletas preparadas en la zona mecánica del equipo de la corredora. Desde el primer momento, Femke defendió que se trataba de la bicicleta de un amigo y compañero de entrenamiento; una excusa absurda que no impidió que su nombre acaparase titulares en la prensa de medio mundo.

¿Culpable? Femke Van den Driessche anuncia su retirada sin testificar en la UCI por el caso de dopaje tecnológico

Lamentablemente, con la retirada de la joven belga se pierde también la oportunidad de averiguar quién o quiénes están detrás de todo este turbio asunto. Una corredora de 19 años sin recursos económicos suficientes no es la responsable de adquirir, montar, ajustar y mantener un avanzado sistema de motor oculto en ¿una? bicicleta de competición. Detrás de ella quedan muchos nombres a la sombra, probablemente también responsables de la última decisión de Femke: retirarse a tiempo y callar para siempre.