Cuatro formas de medir la longitud correcta de una cadena de transmisión
Mecánica

Cuatro formas de medir la longitud correcta de una cadena de transmisión

10
nov 2016

A la hora de cambiar la cadena de transmisión de una bicicleta, el paso más importante es calcular con exactitud la longitud óptima de la misma con respecto al desarrollo utilizado. Para medir la longitud de cadena óptima existen diferentes métodos, todos ellos perfectamente válidos para disfrutar de unos cambios fiables y precisos. A continuación, cuatro formas de medir la longitud correcta de una cadena de transmisión.

En TodoMountainBike: Cuatro formas de medir la longitud correcta de una cadena de transmisión

El método de la cadena antigua

Si estamos sustituyendo una cadena gastada por una nueva, una buena forma de conseguir de forma rápida la longitud correcta en la cadena nueva es compararla con la cadena a reemplazar, siempre y cuando estemos seguros de que la longitud antigua era correcta. Para ello, extendemos las dos cadenas sobre una superficie plana y, bien alineadas por uno de los extremos, marcamos el eslabón de la cadena nueva correspondiente al final de la cadena antigua. Es habitual encontrar una ligera diferencia de longitud entre ambas, debido al alargamiento producido por el desgaste de los eslabones en la cadena antigua. Ante la duda, la mejor opción es contar los eslabones de la vieja y ajustar la cadena nueva a la cifra obtenida.

El método de plato grande/piñón grande

Otro método para calcular la longitud óptima de una cadena de transmisión. Se trata de situar la cadena sobre el plato grande y el piñón grande del sistema de transmisión y, sin pasar la cadena por el cambio trasero, tensar la misma hasta unir ambas partes. En el punto donde se tocan los eslabones, sumamos (nunca restamos) uno o dos eslabones hasta asegurarnos que coincidan ambas partes (eslabón interior con eslabón exterior).

El método de la caja del cambio

Otro de los métodos más utilizados por la gran mayoría de ciclistas y talleres. Montamos la cadena sobre el plato grande y el piñón pequeño de la transmisión, pasando la misma por las roldanas del cambio. Tensamos la cadena hasta situar la caja del cambio trasero perpendicular al suelo y marcamos los eslabones donde ambos extremos e la cadena se unen, asegurándonos de que que coincidan (eslabón interior con eslabón exterior) para poder unir la cadena posteriormente.

El método matemático

Para los ciclistas aficionados a las matemáticas, también existe una fórmula encargada de calcular la longitud óptima de una cadena de transmisión. La ecuación en cuestión no es otra que LONGITUD = ((2 (C) x 0.39) + (D/4 + T/4 + 1)) x 2.54, donde C es la longitud en centímetros entre el eje del piñón trasero y el eje del plato delantero, D es el número de dientes del plato más grande y T es el número de dientes del piñón más grande. En un caso real, asumiendo que tenemos una distancia entre plato y piñón de 41.5 centímetros, un piñón grande 42 dientes y un plato único de 32 dientes, nos queda: LONGITUD = ((2 (41.5) x 0.39) + (32/4 + 42/4 +1)) x 2.54. Resolviendo la fórmula: (83 x 0.39) + (8 + 10.5 + 1) x 2.54 = (32.37 + 19.5) x 2.54 = 131.74 centímetros de longitud de cadena.