¿Ruta y almuerzo en el bar de turno? El 30% de los ciclistas madrileños da positivo en un control de alcoholemia
General

¿Ruta y almuerzo en el bar de turno? El 30% de los ciclistas madrileños da positivo en un control de alcoholemia

21
oct 2015

En la mayoría de 'grupetas' ciclistas existe la tradición de hacer una ruta y, ya sea al final de la misma o en su transcurso, realizar una parada en el bar de turno para reponer fuerzas. Estas tradicionales paradas 'de almuerzo' se han convertido para muchos ciclistas en una parte primordial de su actividad, aunque también son fuente de excesos que no todas las personas que salen a rodar tienden a controlar debidamente. La copa después de un sabroso almuerzo o las cervezas fresquitas cuando el calor aprieta son tentaciones muy difíciles de rechazar pero, igual que sucede cuando circulamos con un vehículo a motor, hay que tener una cosa bien clara: si bebes, no conduzcas... ni pedalees.

¿Ruta y almuerzo en el bar de turno? El 30% de los ciclistas madrileños da positivo en un control de alcoholemia

La Guardia Urbana de Madrid se ha puesto manos a la obra para controlar los posibles excesos de los ciclistas que circulan por la capital española. El drástico aumento de los usuarios de bicicletas en estos dos últimos años ha llevado a la Administración a ampliar sus controles de alcoholemia también para los ciclistas, con resultados sorprendentes. En 2015, los agentes madrileños han parado a 327 ciclistas, de los cuales 99 (el 30%) no ha superado el test de alcoholemia. La cuantía económica en caso de dar positivo oscila entre los 500 y 1.000 euros, dependiendo de la tasa de alcohol en sangre del ciclista en cuestión.

¿Ruta y almuerzo en el bar de turno? El 30% de los ciclistas madrileños da positivo en un control de alcoholemia

A diferencia de los conductores, los ciclistas que no superan la famosa prueba 'del soplo' no ven una reducción de puntos en su carné de conducir. Al no tratarse de un vehículo a motor, no conlleva una penalización penal, y sólo se queda en una sanción administrativa. Todo y así, al darse el caso de un ciclista con una alta tasa de alcohol en sangre, la bicicleta sí queda inmovilizada para evitar daños a terceros. Las populares salidas de fin de semana y el aumento de usuarios del servicio BiciMAD (bicicletas de alquiler) han propiciado un control más exhaustivo de los ciclistas de la capital por parte de los agentes urbanos, algo inédito hasta el momento en nuestro país.

En Zona Retiro | El 30% de los ciclistas da positivo en los controles de alcoholemia