Nutrición: Tres vasos de leche al día son perjudiciales para nuestra salud, según un último estudio
General

Nutrición: Tres vasos de leche al día son perjudiciales para nuestra salud, según un último estudio

2
dic 2014

La leche (y sus derivados) es uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial, siendo generalmente considerada hasta el momento como una de las bebidas más saludables que podemos tomar. Sin embargo, un estudio realizado recientemente por la Universidad de Upsala, la cuarta mayor ciudad de Suecia, ha revelado que consumir tres o más vasos de leche al día podría ser extremadamente perjudicial para el ser humano.

Nutrición: Tres vasos de leche al día son perjudiciales para nuestra salud, según un último estudio

El estudio, publicado en el British Medical Journal, ha analizado los efectos del consumo de tres o más vasos de leche al día en más de 105.000 voluntarios; más de 60.000 mujeres en edades comprendidas entre los 39 y los 74 años y unos 45.000 hombres sometidos a investigación. De los resultados obtenidos se desprende que el consumo de leche en estas cantidades podría provocar hasta un 15% más de riesgo de fracturas en general, un 60% más de riesgo de fractura de cadera y hasta un 90% más de probabilidad de riesgo de muerte prematura con respecto a aquellas personas que beben un vaso o menos de leche al día.

Con estos datos tan estremecedores, los investigadores apuntan a que el alto contenido en lactosa y galactosa de la leche podría ser el motivo más factible de tan perjudiciales efectos. Estos dos azúcares podrían tener la capacidad de aumentar el estrés oxidativo y la inflamación crónica en el cuerpo humano, pudiendo ser los desencadenantes de enfermedades crónicas, del envejecimiento prematuro y, en resumen, de una vida más corta y menos saludable.

Sin duda, los detractores de la leche recibirán los resultados de este estudio con los brazos abiertos, pues no son pocas las personas que opinan que el ser humano, probablemente junto con el gato, es el único mamífero de la tierra que continúa tomando leche después de la lactancia materna, afirmando que dicho comportamiento es completamente innatural. De una manera o de otra, vale la pena destacar que los resultados obtenidos por el estudio realizado por la Universidad de Upsala han tenido en cuenta tanto el consumo de leche entera como de leche con bajo contenido en grasas, con resultados indiferentes en ambos casos.

Estudio | Milk intake and risk of mortality and fractures in women and men: cohort studies