Consejos para disfrutar plenamente de unas ruedas tubelizadas
Componentes

Consejos para disfrutar plenamente de unas ruedas tubelizadas

7
sep 2016

Es la eterna pregunta para aficionados recién estrenados en el mundo del ciclismo de montaña: ¿vale la pena tubelizar las ruedas antes de llevarme mi flamante bicicleta nueva de la tienda? La respuesta es sí, vale la pena. Con unas ruedas correctamente tubelizadas, los pinchazos disminuyen drásticamente y la experiencia de rodar en bicicleta mejora exponencialmente, siempre y cuando tengamos presente una serie de consejos de fácil ejecución.

Consejos para disfrutar plenamente de unas ruedas tubelizadas

Consejos para disfrutar del Tubeless

Las ruedas tubelizadas, más conocidas bajo el término Tubeless, son la opción más segura y eficiente para prevenir pinchazos en una bicicleta de montaña. Como todo en esta vida, tienen sus ventajas e inconvenientes, éstos últimos básicamente relacionados con la inversión necesaria inicial y la necesidad de una ligera atención extra hacia las ruedas por parte del ciclista. En lo referente a las ventajas: más seguridad, más tracción y menos pinchazos. ¿La mejor manera de disfrutar plenamente de unas ruedas tubelizadas? Aplicando los siguientes consejos:

  • Usar siempre llantas y cubiertas Tubeless Ready y líquido sellante de calidad.
  • Llevar siempre una válvula Tubeless de repuesto y una cámara o, en su defecto, un kit de reparación Tubeless. El inflador, preferiblemente de bombona CO2.
  • Revisar con frecuencia las presiones de las ruedas tubelizadas, preferiblemente antes de cada salida.
  • Evitar mantener las ruedas estáticas durante un período prolongado. Aunque no se utilice la bicicleta, girar las ruedas al menos una vez a la semana para evitar que el líquido se aposente.
  • Controlar el nivel de líquido sellante. Si se oye el líquido al agitar la rueda, todo correcto. Si no se oye, añadir aproximadamente 30 mililitros de líquido por rueda. En caso de pérdida importante de presión de aire, comprobar estado de la cubierta y tubelizar nuevamente (cinta, líquido y válvula).
  • Utilizar presiones ligeramente más bajas a las utilizadas con cámara de aire. Aproximadamente, entre -0.2 y -0.5 BAR según tamaño de rueda tubelizada.