Condromalacia rotuliana. ¿Qué es y cómo se trata?
General

Condromalacia rotuliana. ¿Qué es y cómo se trata?

16
may 2011

La condromalacia rotuliana, también conocida como condromalacia patelar es una enfermedad caracterizada por la degeneración de la superficie del cartílago que constituye la cápsula posterior de la rótula de nuestras rodillas. Produce malestar y dolor sordo detrás de la rótula, y es un padecimiento bastante común entre los aficionados al ciclismo, entre otros deportes.

Condromalacia rotuliana. ¿Qué es y cómo se trata?

La condromalacia rotuliana puede generarse a partir de una lesión aguda de la rótula o mediante la fricción crónica entre la rótula y la articulación del fémur al mover la rodilla. El diagnóstico de condromalacia corresponde a una rodilla cuya estructura ha sido dañada, mientras que la descripción de síndrome patelo-femoral se refiere a los estadios iniciales de la enfermedad, en la que los síntomas pueden ser todavía totalmente reversibles.

Grados de condromalacia rotuliana

Existen varios grados para determinar la evolución de una condromalacia rotuliana:

Grado 1: Existe edema y el cartílago rotuliano ya está reblandecido.

Grado 2: Fibrilación o alteración en la superficie del cartílago. En una artroscopia, se aprecia el cartílago como si estuviese deshilachado.

Grado 3: Fisuración, existiendo ya hendiduras que afectan las capas más profundas.

Grado 4: Ulceración, agravando las hendiduras del grado anterior a éste.

Grado 5: Eburnación; debido a la profundidad de la ulceración el hueso subcondral es afectado y tenderá a hipertrofiarse con en el caso de padecer artrosis.

Desarrollo de la condromalacia rotuliana

Debido a que se trata de una descripción sintomática, el origen de la condromalacia rotuliana no es único y existen varios factores que predisponen a su padecimiento, tales como traumas, sobrepeso, mal alineamiento del mecanismo extensor de la rodilla, pronación del pie, rótula alta, subluxación, antecedentes familiares o genéticos y anomalías congénitas de la rótula, entre otros.

En general, según las investigaciones más recientes, el padecimiento de condromalacia suele originarse en una carga mecánica o fisiológica excesiva, junto a la irritación de las terminales nerviosas que generan un proceso inflamatorio en la zona, produciendo síntomas crónicos sin tratamiento adecuado.

Cómo tratar la condromalacia

El tratamiento dependerá en gran medida del origen del dolor. Tanto la condromalacia como el síndrome patelo-femoral no son diagnósticos propiamente dichos, sino que son descripciones sintomáticas que no explican el origen del padecimiento. Lo mejor es visitar al especialista cuanto antes, para que pueda decidir sobre qué tipo de tratamiento es el más adecuado en nuestro caso particular.

Por norma general, el tratamiento de la condromalacia se basará en realizar sesiones de rehabilitación, infiltraciones de ácido hialurónico o sesiones de fisioterapia a nivel de abdomen, pelvis y cadera.

Estos consejos también te ayudarán a mejorar los síntomas y entrenar muchos mejor sobre la bicicleta:

1. Utiliza una rodillera ortopédica durante el tiempo que dure la recuperación, rehabilitación o las molestias.

2. Realiza salidas cortas y usa desarrollos suaves, con una cadencia de pedaleo mínima (de 80 a 90 RPM).

3. Sube el sillín respecto a la altura recomendable 3 o 4 mm. más cada semana hasta llegar a una altura de 1 a 3 cm. más de lo que sueles usar, evitando que oscilen tus caderas con el pedaleo. Así se disminuye la presión sobre la rótula al reducirse el ángulo de flexión de la rodilla.

4. Calienta bien antes de empezar el entrenamiento y no hagas cambios bruscos de ritmo. Al terminar, es muy conveniente aplicarse frío en la rodilla para frenar la posible inflamación y aliviar los tejidos.

5. Incluye en tu dieta como suplemento el cartílago de tiburón. Es un suplemento rico en glucosamina y condroitina, que ayuda a mantener nuestras articulaciones en buena forma. Otro alimento que puedes incluir en la dieta es la gelatina de origen animal, muy beneficiosa también para nuestros huesos y articulaciones.

Visto en | Wikipedia | Bike