Compró una bicicleta de 11.000 euros y su mujer le pidió el divorcio
General

Compró una bicicleta de 11.000 euros y su mujer le pidió el divorcio

17
nov 2016

Tal como suena, o al menos así lo publica el portal andaluz de noticias Deporte del Sur. Los hechos acontecieron hace aproximadamente un año cuando el marido de un matrimonio con casi dos décadas de relación y una hija en común entró en casa con una bicicleta de triatlón de 11.000€ sin haber consultado a su esposa sobre tan costosa adquisición.

Para ponernos en situación, se trataba de un matrimonio de alrededor de 40 años de edad, ambos trabajadores y con una hija de seis años, residentes en Andalucía. Ella, aficionada a la lectura y el cine. Él, aficionado al triatlón. Hasta aquí un matrimonio normal como tantos otros, salvo por un pequeño problema: la obsesiva afición del marido hacia el deporte y los elevados gastos que ello acarreaba al núcleo familiar. Nada menos que cuatro bicicletas con sus equipaciones correspondientes, club, entrenador, dieta especial, inscripciones y viajes.

En TodoMountainBike: Compró una bicicleta de 11.000 euros y su mujer le pidió el divorcio

Los cálculos realizados por la mujer cifran en unos 20.000 euros el dinero anual que su ex-marido gastaba entre bicicletas, equipaciones, entrenador, club, alimentación, inscripciones y viajes: "Es algo que una economía familiar normal como la nuestra no podía asumir", explicó la divorciada al portal deportivo andaluz.

"Cuando vi la bicicleta le pedí explicaciones porque no me había dicho nada; él intentó restarle importancia, pero cuando entré en la cuenta bancaria y vi lo que se había gastado cuando esa misma tarde teníamos que ir a comprar el material escolar de la niña me fui al garaje donde tenía sus otras tres bicicletas, le cogí una y se la 'revoleé'. Al día siguiente me busqué un abogado para pedir el divorcio. Aunque viva sola con la niña sin su ayuda me va a salir más barato, es un irresponsable", declaró ella a Deporte del Sur.

En Deporte del Sur | Le pide el divorcio a su marido tras comprar una nueva bici de 11.000 euros