Cómo detectar si estamos sobreentrenando sobre la bicicleta
General

Cómo detectar si estamos sobreentrenando sobre la bicicleta

16
sep 2016

El sobreentrenamiento es una situación física muy común en el mundo del ciclismo, presente sobre todo en aquellos ciclistas que tratan de mejorar su rendimiento sobre la bicicleta, se dejan llevar por el afán de superación, y terminan pedaleando más de lo que deben. Saber escuchar nuestro cuerpo para detectar los primeros síntomas del sobreentrenamiento es muy importante a la hora de evitar futuros problemas, en la mayoría de los casos de fácil prevención y más sencilla solución: descansar cuando es debido.

Cómo detectar si estamos sobreentrenando sobre la bicicleta

Cómo detectar el sobreentrenamiento

Los síntomas más característicos del sobreentrenamiento son muy fáciles de detectar y conocerlos nos puede ayudar a mejorar nuestro rendimiento descansando justo cuando es necesario. Para prevenir un exceso de entrenamiento y los consecuentes problemas físicos derivados, nada mejor que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Incremento del apetito: Es uno de los primeros síntomas en aparecer. Nuestro organismo necesita un aporte extra de calorías y nutrientes para poder reparar las fibras musculares y reponer los depósitos de glucógeno. Aunque tener hambre no es algo excesivamente malo, tenemos que saber escuchar a nuestro cuerpo. Si tenemos más hambre que de costumbre, la mejor opción pasa por consumir una dieta rica en hidratos de carbono, vitaminas y minerales.
  • Sentirse desmotivado: Tener falta de ganas es otro síntoma clave que hay que vigilar. La desmotivación puede venir por realizar entrenamientos duros y prolongados, y es debida principalmente a que nuestro cuerpo está avisando de que ya tiene suficiente y que es hora de bajar un poco el ritmo. Un día completo de descanso, lo mejor para sentirnos nuevamente motivados.
  • Aumento o descenso de pulsaciones: Hacer uso de un pulsómetro es algo que todo deportista habitual debería hacer. Controlar el ritmo cardíaco, conocer nuestras zonas de frecuencia cardíaca y saber distinguir entre un pulso normal y un pulso alterado es norma obligada de todo deportista que se precie. Un aumento o descenso de pulsaciones con respecto a nuestro ritmo habitual es, con toda probabilidad, un síntoma de sobreentrenamiento que debemos solucionar con unos días de descanso.
  • Tirones musculares: Los tirones son un síntoma muy común en deportistas sobreentrenados, ya que sobrecargan su sistema nervioso central mediante entrenamientos muy intensos y prolongados. Para prevenir calambres o tirones musculares, nada mejor que unos días de descanso si no queremos sufrir algún tipo de lesión que nos deje parados mucho más tiempo.
  • Dolores de espalda, hombros o cabeza: Si notamos dolor en la parte baja de la espalda, los hombros o si tenemos dolores de cabeza, significa que estamos forzando nuestro organismo en el entrenamiento. Tenemos que reducir la intensidad de los entrenamientos y, si el dolor persiste, disfrutar de un día o dos de descanso total para recuperarnos.
  • Dormir mucho o dormir poco: Dependiendo del ciclista, los hábitos nocturnos de sueño pueden cambiar cuando se entrena de forma intensa. Si notamos que necesitamos dormir mucho más o, en caso contrario, notamos que nuestras horas de sueño disminuyen y nos levantamos más cansados, es el momento de dejar de entrenar durante unos días. El descanso es muy importante para recuperar nuestro organismo del ejercicio físico, siendo de especial importancia dejar de entrenar hasta conseguir recobrar los hábitos de sueño habituales.