Codaxus C3FT, el radar de la policía de Tennessee para detectar adelantamientos peligrosos a los ciclistas
General

Codaxus C3FT, el radar de la policía de Tennessee para detectar adelantamientos peligrosos a los ciclistas

15
oct 2015

No respetar el metro y medio de seguridad a la hora de adelantar a los ciclistas en la carretera es uno de los comportamientos más comunes que la mayoría de usuarios de bicicletas suelen presenciar en sus salidas rodadoras. A pesar de que se trata de una grave y peligrosa infracción que puede costar la vida a un ciclista, muchos conductores imprudentes siguen sin respetar esta norma, ya sea por ¿desconocimiento? de la misma o porque, tristemente, a día de hoy resulta muy difícil 'cazar' a un conductor realizando un adelantamiento peligroso.

Codaxus C3FT, el radar de la policía de Tennessee para detectar adelantamientos peligrosos a los ciclistas

A principios de 2014, el subdirector de normativa de la DGT, Manuel Villalba, se mostró partidario de crear una nueva unidad de tráfico en la que agentes de la Guardia Civil, camuflados de ciclistas, velasen por la seguridad de los usuarios más indefensos de la vía. Esta interesante medida fue propuesta por la ACP (Asociación de Ciclistas Profesionales) a raíz de un estudio sobre adelantamientos a ciclistas realizado por el Centro de Estudios Ponle Freno-AXA de Seguridad Vial; un estudio 'de campo' realizado con dispositivos de medición específicos que demostró de forma tajante que uno de cada cinco conductores no respeta la distancia de seguridad en los adelantamientos a ciclistas.

Codaxus C3FT, el radar de la policía de Tennessee para detectar adelantamientos peligrosos a los ciclistas

Aunque por el momento no hay más información oficial acerca de la implantación de una unidad de tráfico especializada en la seguridad de los ciclistas por parte de la Administración española, en otros países del mundo esta medida ya es una realidad. En Chattanooga, la cuarta ciudad más grande del estado de Tennessee, en los Estados Unidos, los agentes de la ley cuentan con el Codaxus C3FT, un sistema de radar móvil capaz de medir la distancia con la que un coche adelanta a una bicicleta (la del policía, en este caso).

El dispositivo se compone de un sensor ultrasónico para medir la distancia; una unidad principal que muestra los datos capturados por el sensor y emite una alarma en caso de infracción; y una cámara de vídeo que registra a los infractores 'con las manos en la masa'.

Más información | Codaxus