Cinco buenos consejos para consumir geles de glucosa sin evacuar por el camino
General

Cinco buenos consejos para consumir geles de glucosa sin evacuar por el camino

17
abr 2013

Como la mayoría de ciclistas de montaña saben, los geles de glucosa son unos suplementos de gran utilidad a la hora de reponer energía de forma rápida mientras estamos rodando incansablemente en alguna ruta y/o competición en bicicleta. Sin embargo, también resulta importante saber que no a todas las personas les puede resultar recomendable consumir este tipo de geles energéticos, al menos sin conocer la mejor forma de tomarlos durante la marcha para evitar problemas derivados como pueden ser un buen dolor de barriga y una comprometida evacuación forzosa en mitad del monte.

Cinco buenos consejos para consumir geles de glucosa sin evacuar por el camino

Cinco buenos consejos para consumir geles de glucosa

Como hemos dicho, existen una serie de consejos para consumir geles de glucosa de manera eficiente y segura, y que pueden evitarnos más de un dolor de cabeza (entre otras cosas no menos desagradables). Para ello:

  • 1. Ingerirlos poco a poco en lugar de ingerir completamente todo el contenido del gel de glucosa. Cuando ingerimos todo el gel de una sentada, una gran cantidad de azúcares llega hasta nuestro estómago pudiendo causar náuseas y malestar gastrointestinal, además de una elevación brusca de la glucemia que posteriormente puede un efecto rebote o una hipoglucemia reactiva.
  • 2. Consumirlos con agua para mejorar la absorción del gel y nuestro nivel de hidratación. Lo más recomendable es consumir 1/3 - 1/5 del gel de glucosa por cada 100 ml. de agua.
  • 3. No consumirlos antes de entrenar si hemos realizado una comida previa de forma adecuada, ya que nuestro cuerpo todavía no necesita reponer glucosa y podría provocar cualquier tipo de efecto nada recomendable como los que hemos visto en el primer consejo.
  • 4. No consumirlos junto a una bebida energética pues lo único que conseguiremos es una sobrecarga de glucosa en nuestro organismo, con sus correspondientes efectos negativos como pueden ser una hipoglucemia reactiva o los temibles dolores gastrointestinales de difícil (y comprometida) solución. Con los geles de glucosa, siempre agua.
  • 5. Probar nuestra tolerancia a los geles de glucosa, sobretodo antes de una competición o entrenamiento de larga duración. No todas las personas pueden resultar tolerantes a este tipo de suplemento alimenticio, o a algún tipo de gel o marca en concreto. Por ello, lo mejor es experimentar en entrenamientos cortos y nunca en competiciones, para comprobar nuestra propia tolerancia a dichos geles.

Con estos consejos, podremos aprovechar las ventajas que el consumo de un gel de glucosa puede aportarnos en una competición o entrenamiento de largo recorrido, sobretodo porque podremos realizarlo sobre la marcha y reponer fuerzas de forma efectiva y segura.

En Vitónica | Consejos para consumir geles de glucosa