Un ciclista muerto al chocar con un cable colocado en una senda pública de Cantabria
General

Un ciclista muerto al chocar con un cable colocado en una senda pública de Cantabria

28
jul 2015

La proliferación de trampas en el monte, denunciadas por diferentes colectivos y deportistas en distintos puntos del territorio nacional, estaba irremediablemente condenada a que, tarde o temprano, provocase un accidente mortal. Jesús Ángel Santos Redín, jefe del Servicio de Estudios y Obras del Ayuntamiento de Salamanca, perdió la vida el pasado 25 de julio de 2015 al chocar con un cable colocado 'estratégicamente' en un sendero de la localidad cántabra de Valderredible; uno de los tramos balizados del GR99 que parte de Fontibre y que sigue todo el caudal del río Ebro hasta su desembocadura.

Un ciclista muerto al chocar con un cable colocado en una senda pública de Cantabria

Según el informe remitido al Juzgado de Reinosa por los agentes de la Guardia Civil que acudieron al lugar de los hechos, dos personas han sido señaladas como presuntos autores de un delito de "homicidio imprudente por colocar un cable pastor eléctrico cruzando un camino natural". El cable causante de la muerte del ciclista estaba fijado sobre dos estacas de madera firmemente clavadas al suelo, cruzando de lado a lado un camino natural público muy transitado por ciclistas, senderistas y otros deportistas. ¿Homicidio imprudente...?

El tramo en el que Jesús Ángel ha perdido la vida por culpa de unos individuos sin escrúpulos forma parte de una red de caminos de proximidad a la naturaleza, dentro del Programa de Caminos Naturales del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España. Se trata de un camino balizado muy conocido entre los amantes de la naturaleza, con decenas de referencias en guías y portales turísticos. Además de tratarse de una ruta claramente destinada al paso de personas, el punto exacto donde ha ocurrido el fatal suceso tenía unos dos metros de ancho y no pertenecía a ninguna finca privada. ¿Homicidio imprudente...?

Por el momento, ninguna administración pública ha realizado declaración alguna informando de los hechos o de las supuestas acciones que se llevarán a cabo para evitar que un suceso de este tipo vuelva a repetirse en un futuro. Los sospechosos han prestado declaración y ya están en libertad, mientras la familia del ciclista fallecido afronta una nueva etapa en la que un padre, marido y amigo ya no estará presente durante el resto de sus vidas. ¿Homicidio imprudente...? Más bien asesinato premeditado. Precaución en el monte, queridos ciclistas.