Ciclismo vs. Tabaco. LLega la vacuna para dejar de fumar
General

Ciclismo vs. Tabaco. LLega la vacuna para dejar de fumar

17
may 2011

Si eres ciclista y además eres fumador, sin duda estás echando a perder la mayoría de beneficios que la práctica de la bicicleta de montaña tiene en tu organismo. Fumar es uno de los hábitos más difíciles de eliminar, y requiere de toda la ayuda posible para que dejar de fumar se convierta en un hecho y no solo en una intención.

Ciclismo vs. Tabaco. LLega la vacuna para dejar de fumar

Los fumadores podrán vacunarse contra la nicotina a finales de 2012, fecha prevista para la aprobación en Estados Unidos de un tratamiento que podría acabar con el tabaquismo de una forma más sencilla, según ha anunciado el director clínico de Farmacoterapia del Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas (NIDA), Iván Montoya. El paso previo al lanzamiento de la vacuna será la presentación en los primeros meses del próximo año de los resultados de dos ensayos realizados en Estados Unidos en los que han participado 2000 personas, y que ofrecen resultados muy esperanzadores.

Según Julio Bobes, presidente de la Sociedad Científica Española de Estudios sobre el Alcohol, el Alcoholismo y otras Toxicomanías (Socidrogalcohol), la vacuna funciona mediante la inyección de un virus o una bacteria que, unido a las moléculas de las sustancias adictivas del tabaco, consigue generar anticuerpos que secuestran la droga en el torrente sanguíneo. De este modo se crean moléculas demasiado grandes para atravesar la barrera cefalorraquídea, con lo que el organismo no siente ningún efecto placentero al consumir tabaco.

En el caso de seguir fumando, el paciente seguiría ingiriendo nicotina. Por ello, el fumador tendría el mismo riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares o cancerígenas asociadas a la nicotina. En todo caso, los estudios indican que los pacientes sometidos al tratamiento de esta nueva vacuna abandonan su adicción al tabaco.

La vacuna de la nicotina consta de cinco inyecciones que se suministran en unos seis meses. Está apoyada por terapias psicológicas con el objetivo de motivar al paciente y concienciarle sobre la necesidad de dejar el tabaco, del mismo modo que se hace actualmente en los tratamientos de deshabituación. El responsable del NIDA ha explicado que al mes de iniciar el tratamiento el sistema inmune produce los niveles más altos de anticuerpos y, por lo tanto, esa es la ocasión más terapéutica y el momento ideal para que el adicto deje de fumar.

Visto en | Muy Interesante