Ciclismo vs. Tabaco. 10 trucos para dejar de fumar
General

Ciclismo vs. Tabaco. 10 trucos para dejar de fumar

15
abr 2011

Ser ciclista y ser fumador a su vez es algo completamente incompatible e incomprensible. Los beneficios de montar en bicicleta desaparecen cada vez que encendemos un nuevo cigarrillo, siendo además contraproducente esforzarnos demasiado practicando Mountain Bike si no queremos acabar con algún tipo de lesión fulminante cerebro-cardio-vascular.

Ciclismo vs. Tabaco. 10 trucos para dejar de fumar

Dejar de fumar puede ser uno de los propósitos más difíciles de cumplir, pero con voluntad, constancia y muchas ganas se puede conseguir. Tan sólo hay que plantearse en serio que vamos a dejar el tabaco, y conocer los efectos beneficiosos de dejar de fumar sobre nuestro organismo. Aquí te ofrecemos 10 trucos que pueden ayudarte a dejar de fumar:

1. Elige una fecha. Por ejemplo, si estamos hoy a 8 de Junio, proponte dejar de fumar desde el día 10. Considéralo una prueba de fuego: a partir de ese día, haz el esfuerzo por cambiar tus hábitos de fumador.

2. Ten en cuenta las razones para dejar de fumar. El tabaco es responsable de miles de daños en el cuerpo humano. Causa cáncer, enfermedades respiratorias, enfermedades cardiovasculares, problemas en el corazón y los pulmones, impotencia sexual, envejecimiento prematuro de la piel, mal olor y sabor de boca, manchas en dientes y manos, un gasto innecesario de dinero y cientos de consecuencias negativas más. Piensa en ésto cada vez que tengas ganas de fumar un cigarrillo.

3. No vuelvas a caer. Si has intentado dejar de fumar en el pasado y no funcionó, analiza por qué volviste a fumar. Sabiendo ésto evitarás volver a caer en el mismo error.

4. Define una estrategia. Cualquier objetivo que nos propongamos en esta vida se puede cumplir con una estrategia bien formulada. Considera cual sería el mejor plan: dejarlo de un día para el otro, dejarlo gradualmente, reemplazar varios cigarrillos por goma de mascar hasta conseguir no fumar ninguno, usar parches de nicotina, etc… Elige una estrategia y cíñete a ella.

5. Pide ayuda profesional. Dejar de fumar puede ser muy difícil para muchas personas. No dudes en consultar a tu médico, hacer terapia o buscar algún tratamiento para dejar de fumar.

6. Evita situaciones tentadoras. Las reuniones con amigos o familiares, las fiestas, comidas o cumpleaños son momentos tentadores para encender un cigarro. Trata de evitar estas situaciones rodeándote de personas que no fumen, o pídeles a tus amigos y familiares que se abstengan para ayudarte a dejarlo. Otra buena idea es salir a caminar un poco; te ayudará en gran medida.

7. Recompénsate. Dejar de fumar también aporta otro gran beneficio aparte de la salud: te ahorras mucho dinero. Si por ejemplo fumabas un paquete de tabaco diario, en el mejor de los casos te ahorrarás unos 25 euros semanales, unos 100 euros mensuales y unos 1200 euros anuales. Utiliza ese dinero para darte algún capricho: una bicicleta nueva, ropa, libros, equipamiento o cualquier cosa que te haga ilusión.

8. Piensa en el día a día. Haz todos los esfuerzos para no fumar hoy. No pienses en el futuro, y concéntrate tan solo en el momento actual. Mañana haz lo mismo. Es la mejor manera de cumplir objetivos sin agobios ni desesperación; paso a paso.

9. Recuerda lo saludable que es dejar de fumar. No hace falta estar años sin fumar para notar los beneficios en nuestro organismo. A partir de la primera hora sin fumar los efectos beneficiosos de dejar de fumar comienzan a aparecer en nuestra vida.

10. No abandones. Si algún día fallas y te vence la tentación, ¡no te rindas! Tan sólo tienes que volver a empezar siguiendo estos consejos. Recuerda que dejar de fumar es probablemente una de las mejores cosas que conseguirás en tu vida.

Visto en | VivirSalud