Chirimoya y aguacate, dos excelentes sustitutos del plátano para nuestras salidas ciclistas
General

Chirimoya y aguacate, dos excelentes sustitutos del plátano para nuestras salidas ciclistas

19
ene 2016

El plátano es, por excelencia, la fruta reina de los ciclistas. Este alimento, además de aportar una buena cantidad de carbohidratos para reponer energías, es una fuente muy rica en potasio, un mineral conocido por sus beneficios en el sistema neuromuscular. El potasio es especialmente importante en la regulación de la actividad de los músculos y nervios de nuestro organismo, además de cumplir un papel fundamental en el equilibrio de fluidos en el espacio dentro y fuera de las células, en la síntesis de proteínas, en la regulación de la presión arterial y en el control de glucosa en sangre.

Chirimoya y aguacate, dos excelentes sustitutos del plátano para nuestras salidas ciclistas

Por su sabor agradable, por su facilidad de transporte, por su aporte de carbohidratos (22.84 gramos cada 100) y por ser una fuente rica en potasio (358 miligramos cada 100 gramos), el plátano es la fruta que todo ciclista lleva en una salida. Sin embargo, alimentos como la chirimoya o el aguacate ofrecen un aporte de potasio similar al del plátano, resultando ser dos sustitutos muy interesantes para variar nuestra dieta en los días de pedaleo y no caer en la monotonía alimenticia.

La chirimoya

Chirimoya y aguacate, dos excelentes sustitutos del plátano para nuestras salidas ciclistas

La chirimoya es una fruta originaria de Sudamérica presente en España desde el siglo XVII. En la actualidad, España es el primer productor mundial de esta fruta (un 80% de la producción mundial), con denominación de origen en 'Costa de Granada' y 'Málaga'. Aunque a día de hoy es posible encontrar frutas de temporada a lo largo de todo el año, la chirimoya es un alimento disponible principalmente tras la llegada del otoño, con los meses de diciembre a febrero como mejor período para disfrutar de todo su sabor y propiedades.

Tabla nutricional de la chirimoya (por 100 gramos)

  • Energía: 75 Kcal.
  • Carbohidratos: 16.71 gramos.
  • Grasas: 0.68 gramos.
  • Proteínas: 1.57 gramos.
  • Tiamina (vitamina B1): 0.101 mg (8%).
  • Riboflavina (vitamina B2): 0.131 mg (9%).
  • Niacina (vitamina B3): 0.644 mg (4%).
  • Ácido pantoténico (vitamina B5): 0.345 mg (7%).
  • Vitamina B6: 0.257 mg (20%).
  • Ácido fólico (vitamina B9): 23 μg (6%).
  • Vitamina C: 12.6 mg (21%).
  • Vitamina E: 0.27 mg (2%).
  • Calcio: 10 mg (1%).
  • Hierro: 0.27 mg (2%).
  • Magnesio: 17 mg (5%).
  • Manganeso: 0.093 mg (5%).
  • Fósforo: 26 mg (4%).
  • Potasio: 287 mg (6%).
  • Sodio: 7 mg (0%).
  • Zinc: 0.16 mg (2%).

El aguacate

Chirimoya y aguacate, dos excelentes sustitutos del plátano para nuestras salidas ciclistas

El aguacate también es un fruto originario de Sudamérica, con México como principal productor mundial. Se trata de una fruta tropical y, aunque es cultivada también en España, sólo es posible disponer de frutas de temporada durante los meses más cálidos del año: de junio a octubre. Por suerte, en el otro hemisferio del planeta la cosecha es anual, por lo que la disponibilidad de esta fruta es frecuente en cualquier época del año.

Tabla nutricional del aguacate (por 100 gramos)

  • Energía: 160 Kcal.
  • Carbohidratos: 8.53 gramos.
  • Grasas: 14.66 gramos.
  • Proteínas: 2 gramos.
  • Agua: 73.23 gramos.
  • Retinol (vitamina A): 7 μg (1%).
  • β-caroteno: 62 μg (1%).
  • Tiamina (vitamina B1): 0.067 mg (5%).
  • Riboflavina (vitamina B2): 0.13 mg (9%).
  • Niacina (vitamina B3): 1.738 mg (12%).
  • Ácido pantoténico (vitamina B5): 1.389 mg (28%).
  • Vitamina B6: 0.257 mg (20%).
  • Vitamina C: 10 mg (17%).
  • Vitamina E: 2.07 mg (14%).
  • Vitamina K: 21 μg (20%).
  • Calcio: 12 mg (1%).
  • Hierro: 0.55 mg (4%).
  • Magnesio: 29 mg (8%).
  • Manganeso: 0.142 mg (7%).
  • Fósforo: 52 mg (7%).
  • Potasio: 485 mg (10%).
  • Sodio: 7 mg (0%).
  • Zinc: 0.64 mg (6%).

Nota: Como es habitual en TodoMountainBike, esta publicación se refiere siempre a los efectos en personas sanas, no siendo recomendable el consumo de estos alimentos bajo ningún concepto en todas aquellas personas que presenten intolerancia a los mismos. En este último caso, la visita a un médico especialista siempre es la opción más recomendable y segura.