El centro de Madrid, cerrado al tráfico a partir de Enero de 2015
General

El centro de Madrid, cerrado al tráfico a partir de Enero de 2015

30
sep 2014

Con la intención de reducir el número de coches circulando en el centro de la capital española y de promover el uso del transporte público, de las bicicletas y del ejercicio físico, la ciudad de Madrid cerrará al tráfico a partir del 1 de Enero de 2015 una nueva superficie de nada menos que 190 hectáreas. Esta medida, anunciada por la actual alcaldesa Ana Botella, establece que sólo podrán circular por el centro de Madrid los coches de los residentes, además de motocicletas y furgonetas de reparto con un límite horario, sumándose así a las medidas de tráfico restringido ya aplicadas en los barrios madrileños de Cortes y Embajadores.

El centro de Madrid, cerrado al tráfico a partir de Enero de 2015

Con esta nueva medida, el Ayuntamiento de Madrid pretende reducir en un tercio el tránsito de vehículos en la zona centro de la capital y favorecer un mayor número de plazas de aparcamiento libres para los residentes de la zona. La denominada Área de Prioridad Residencial (APR) tendrá un coste de unos 500.000 euros anuales en mantenimiento, con 22 cámaras de seguridad cotejando las matrículas de los vehículos para sancionar a todos aquellos usuarios que incumplan la nueva normativa.

A partir de Enero de 2015, sólo los vehículos de los residentes que vivan en los barrios de Sol, Palacio, Cortes y Embajadores tendrán permitida la circulación, aunque también se permitirá el paso libre de coches por las grandes avenidas, así como el de aquellos conductores que no vivan en esas zonas pero quieran estacionar en uno de los 13 aparcamientos que existen en ese perímetro. Por otro lado, se establece una limitación horaria en la que podrán circular las motocicletas de siete de la mañana a diez de la noche y las furgonetas de reparto en horario de mañana durante los días laborables.

Además de esta nueva normativa, otras medidas como el aumento del precio de los parquímetros para los coches que más contaminan y/o en las zonas de mayor tráfico se suman para intentar reducir el ruido y la contaminación atmosférica derivada del transporte particular. El objetivo a medio plazo de las zonas APR madrileñas es reducir el uso del coche privado en el centro de Madrid para promover el transporte público y el uso de la bicicleta, además de impulsar el recién lanzado servicio BiciMad de la capital. Por otro lado, la alcaldesa Ana Botella ya ha informado que pretende ampliar la APR a los barrios de Chueca y Malasaña antes de dejar su cargo.

En Twitter | Madrid cerrará la mayor parte del centro a los coches desde enero