Bicicletas específicas para chicas. ¿Qué tienen de especial?
Mecánica

Bicicletas específicas para chicas. ¿Qué tienen de especial?

21
nov 2013

Una de las tendencias más claras de esta temporada es el lanzamiento por parte de los distintos fabricantes de un número cada vez más amplio de bicicletas especialmente orientadas a una disciplina en concreto. Además de estas bicicletas tan especializadas, ya sean para XC, Enduro o DH, también encontramos un mayor número de bicicletas específicas para el género femenino, cuyas diferencias con respecto a las versiones 'normales' varían enormemente de un fabricante a otro. La anatomía femenina requiere de ciertas características que no todos los fabricantes ofrecen, y por ello nada mejor que conocer los cinco puntos claves que toda bicicleta para mujer debería ofrecer.

Bicicletas específicas para chicas. ¿Qué tienen de especial?

Los puntos clave de una bicicleta específica para mujer

Antes de conocer estos puntos clave, vale la pena mencionar que en el mundo de la alta competición resulta muy común ver a corredores de ambos sexos con un mismo modelo de bicicleta sin diferencias apreciables. Ésto es debido a que la geometría de los cuadros utilizados en competición es muy específica, e incluso en ocasiones diseñada expresamente a las necesidades de el/la corredor/a en cuestión. Sin embargo, es más que probable que tanto la geometría como los distintos componentes de estas bicicletas hayan sido adaptados al género femenino, compartiendo muchos de los siguientes puntos en cuestión:

  • Tubo superior del cuadro más corto: Debido, como norma general, a la menor longitud del torso de las mujeres. De este modo, se mejora la posición natural de las caderas sobre la bicicleta en lugar de formar un ángulo forzado entre caderas y columna vertebral.
  • Potencia más corta: Para compensar, también como norma general, la menor longitud de brazos de las mujeres. De esta manera, se evita una posición de conducción demasiado estirada y se mejora eficazmente el control de la bicicleta.
  • Manillar más estrecho: Las mujeres suelen tener las manos más pequeñas que los hombres y, también, una menor anchura de hombros. Un manillar más estrecho es más adecuado para la anatomía femenina, junto a unos puños ligeramente más finos para adaptarse perfectamente a un tamaño menor de manos.
  • Longitud de bielas más corta: Aunque proporcionalmente las mujeres tienen las piernas más largas que los hombres, también suelen tener una estatura menor y con ello, una longitud absoluta de pierna más corta. Por este motivo, es (o debería ser) frecuente encontrar bielas de una longitud menor en bicicletas para mujeres (entre -5 y -10 mm).
  • Sillín específico: Normalmente, el componente más característico de una bicicleta para el género femenino. Son más anchos y más cortos para adaptarse a la anatomía de la pelvis femenina, en comparación con los sillines no específicos, normalmente más largos y estrechos.

Con estos puntos claves en la mano, ya conocemos las características especiales que toda bicicleta específica para mujer debería ofrecer. Sin embargo, y a pesar de que cada vez el número de bicicletas específicas para el género femenino es más amplio, también resulta más frecuente encontrar modelos femeninos de distintos fabricantes que solamente añaden un sillín específico (o tallas de cuadro más pequeñas) a sus especificaciones, por lo que el rendimiento de estos modelos en concreto puede no resultar totalmente satisfactorio para un gran número de ciclistas femeninas.

En Bike | ¿Qué tienen de especial las bicis de chica?