Atropella a un ciclista, se da a la fuga, quema el coche en un aparcamiento y denuncia el robo para evitar represalias
General

Atropella a un ciclista, se da a la fuga, quema el coche en un aparcamiento y denuncia el robo para evitar represalias

8
nov 2016

El pasado 1 de noviembre, en un tramo desdoblado de la autovía A-7 a la altura del término municipal de Manilva, en la provincia andaluza de Málaga, un conductor de 33 años de edad atropelló a un ciclista dejándolo gravemente herido y se dio a la fuga. Lejos de terminar aquí tan detestable comportamiento, el personaje en cuestión procedió a quemar su coche en el aparcamiento de un centro comercial de Manilva y huir hasta Algeciras, en Cádiz, donde finalmente ha sido detenido por la Guardia Civil.

En TodoMountainBike: Atropella a un ciclista, se da a la fuga, quema el coche en un aparcamiento y denuncia el robo para evitar represalias

Las redes sociales han jugado un papel trascendental en el desarrollo de este suceso. El ciclista atropellado formaba parte de un grupo más numeroso que, al parecer, rodaba detrás y había sido testigo de la conducción errática por parte de un vehículo sospechoso, un Opel Zafira de color negro, antes del trágico accidente. Al encontrarse al compañero herido en la calzada, los ciclistas alertaron a la policía local que, junto con los bomberos y los servicios sanitarios, se desplazaron hasta el lugar del accidente para socorrer a la víctima del atropello.

Con premeditación y alevosía, el conductor dado a la fuga decidió abandonar y quemar el vehículo implicado en un centro comercial situado apenas a 200 metros del lugar del atropello para, con toda la sangre fría del mundo, denunciar el robo del vehículo ante las autoridades locales. Gracias a la descripción del vehículo sospechoso y a la denuncia y comentarios facilitados por el Club Ciclista de Manilva ante los agentes y en las redes sociales, la policía constató que el presunto vehículo robado tenía las mismas características que el vehículo involucrado en el atropello, desatándose todas las sospechas.

Ante la enorme alarma social generada en la Red, el culpable decidió huir hasta Algeciras, en Cádiz, donde finalmente fue detenido por la Guardia Civil. Según ha informado el cuerpo de seguridad, al culpable se le acusa de los supuestos delitos de imprudencia con resultado de lesiones graves, contra la seguridad vial, omisión del deber de socorro y simulación de delito. El ciclista atropellado, por su parte, se recupera favorablemente de las lesiones sufridas: una costilla rota, dos vértebras, un profundo corte en la cara y un derrame pulmonar, entre otros daños.

Más información | Club Ciclista Manilva