Así es la Scott Spark RC World Cup de Nino Schurter
Bicicletas

Así es la Scott Spark RC World Cup de Nino Schurter

4
jul 2016

Por segundo año consecutivo, Nino Schurter se ha hecho con el maillot arcoiris del Campeonato del Mundo XCO disputado en la República Checa. Para hacer frente al revirado circuito de Nové Město na Moravě, la gran mayoría de corredores han elegido una bicicleta de doble suspensión, siendo la nueva Scott Spark RC World Cup de 29 pulgadas la máquina con la que el Campeón del Mundo ha revalidado su título.

Así es la Scott Spark RC World Cup de Nino Schurter

Recién presentada en el catálogo de la firma suiza, la Scott Spark de 2017 ha sufrido una profunda renovación. Un cuadro más ligero y rígido, un nuevo sistema de suspensión y una geometría revisada son los principales cambios de esta popular doble, disponible tanto en 27.5 como 29 pulgadas y, por supuesto, en versión RC, especialmente destinada a la competición XC.

Así es la Scott Spark RC World Cup de Nino Schurter

La máquina con la que Nino Schurter se ha llevado el oro del Mundial es, básicamente, una obra de arte digna de mostrar en un museo. De color negro con detalles en amarillo, la Spark RC World Cup del Campeón del Mundo presume de una estética muy, pero que muy agresiva.

Así es la Scott Spark RC World Cup de Nino Schurter

Las suspensiones de este modelo de carreras corren a cargo de DT Swiss, así como las ruedas. No faltan tampoco los característicos tubulares Dugast, siempre presentes en las bicicletas de Schurter.

Así es la Scott Spark RC World Cup de Nino Schurter

Para ganar carreras hace falta disponer de un buen rango de desarrollos en la transmisión sin descuidar el peso, y para ello nada mejor que el nuevo grupo SRAM Eagle de 12 velocidades.

Así es la Scott Spark RC World Cup de Nino Schurter

Frenos SRAM y componentes firmados por Ritchey terminan de dar forma al cuadro de mandos de esta máquina de Rally, sabiamente manejada por el mejor corredor del momento.

Fotografías | Jochen Haar | Armin M. Küstenbrück | Martin Bissig