Las aplicaciones deportivas como Strava, una auténtica mina de oro para los ladrones de bicicletas
General

Las aplicaciones deportivas como Strava, una auténtica mina de oro para los ladrones de bicicletas

28
ene 2015

En la actualidad, cada vez un mayor número de ciclistas hacen uso de plataformas web y aplicaciones deportivas de seguimiento, como Strava o Endomondo, para controlar todos los parámetros relacionados con sus entrenamientos y 'medir' su rendimiento con otros usuarios. Estas aplicaciones resultan perfectas para almacenar, analizar y compartir posteriormente nuestras sesiones deportivas, aunque también se convierten en una herramienta cada vez más útil para las mafias dedicadas al robo de bicicletas, según publica el diario británico The Telegraph.

Las aplicaciones deportivas como Strava, una auténtica mina de oro para los ladrones de bicicletas

A través de este diario, el sargento Rob Danby, del departamento de policía de Humberside, advierte: "Este tipo de aplicaciones puede dar una pista a los delincuentes acerca de dónde se almacenan bicicletas de gran valor económico. Los ladrones utilizan estas plataformas deportivas como si de un escaparate de bicicletas caras se tratase, dirigiéndose después a los hogares de las víctimas en busca de su botín". A pesar de que la policía británica todavía no recopila datos acerca de los casos de robo con esta nueva metodología, sí que afirman que su número ha crecido durante los últimos meses.

Las aplicaciones deportivas como Strava, una auténtica mina de oro para los ladrones de bicicletas

Como probablemente ya sabemos, las aplicaciones deportivas como Strava, Endomondo, Wikiloc y similares hacen uso de la tecnología GPS de los smartphones de sus usuarios para registrar todo tipo de datos relacionados con las actividades de los mismos. Desde la velocidad o distancia recorrida hasta un detallado mapa de la ruta realizada (cuyo punto de origen muchas veces coincide con nuestro propio hogar), estas aplicaciones resultan especialmente motivadoras y útiles para registrar nuestros entrenamientos deportivos y poder compartirlos con otros usuarios, aunque también potencialmente llamativas para esos amantes de lo ajeno que utilizan todo tipo de recursos para cometer sus fechorías.

Las aplicaciones deportivas como Strava, una auténtica mina de oro para los ladrones de bicicletas

Con el fin de evitar que los ladrones tengan acceso a estos suculentos datos, como usuarios de aplicaciones deportivas de seguimiento debemos tomar una serie de precauciones de sencilla ejecución. Utilidades como Strava permiten configurar un 'área de seguridad' entorno a nuestro punto de origen con la finalidad de que el mismo no salga reflejado en los mapas de nuestras rutas, evitando que los ladrones puedan conocer nuestra dirección. Del mismo modo, evitar comenzar y terminar el seguimiento GPS de nuestras rutas siempre desde un mismo punto también es un excelente medio de prevención, así como disponer de algún medio antirrobo eficaz en garajes y trasteros si dejamos nuestra bicicleta allí entre sesión y sesión.

En The Telegraph | Cycling apps put you at risk from hi-tech burglars