Aparecen nuevas trampas para ciclistas en la zona de Bellvei (Tarragona)
General

Aparecen nuevas trampas para ciclistas en la zona de Bellvei (Tarragona)

11
may 2016

Tras unas cuantas semanas sin ser noticia, las trampas para ciclistas vuelven a convertirse en titular. Un grupo de aficionados de la provincia catalana de Tarragona ha denunciado a través de las redes sociales la presencia de un peligroso cable de acero (con púas incluidas) en un sendero cercano a la urbanización de Rocallisa, entre los núcleos de Bellvei y Clariana.

Aparecen nuevas trampas para ciclistas en la zona de Bellvei (Tarragona)

La trampa en cuestión no es otra que un alambre de espino cruzado en mitad de un sendero, de árbol a árbol, situado a una altura mortal. Destaca también la macabra intencionalidad de esta grave fechoría, puesto que no existen cotos de caza ni fincas agrícolas próximas a la zona, reflejando claramente un único objetivo: causar el máximo daño posible.

Juanda Puertas, uno de los ciclistas que ha publicado las fotografías de la trampa, explica en las redes sociales: "El que lo ha puesto no lo ha puesto con otra intención que para hacer mucho daño. Menos mal que íbamos por este sendero en subida, si lo hubiéramos hecho de bajada habría habido una desgracia".

Aparecen nuevas trampas para ciclistas en la zona de Bellvei (Tarragona)

Los senderos de la provincia de Tarragona han sido protagonistas durante las últimas semanas de otros casos muy similares. Según publica el Diari de Tarragona, otro deportista de El Vendrell también denunció hace poco la colocación de trampas en un camino forestal de Serra Pedragrossa, junto al núcleo de Sant Vicenç de Calders. Jordi Esteban corría por la zona cuando, tras girar en un recodo del camino e iniciar un fuerte descenso, sufrió algunas magulladuras al chocar con un cable atado entre dos árboles.

Aparecen nuevas trampas para ciclistas en la zona de Bellvei (Tarragona)

Como es habitual en TodoMountainBike, recomendamos a cualquier persona que encuentre una trampa en el monte que se ponga en contacto con las autoridades del lugar para denunciar la fechoría. Obviamente, unas cuantas fotos circulando a través de las redes sociales tampoco está de más, sobre todo para alertar a otros posibles deportistas del peligro de la zona en cuestión. Precaución en el monte, queridos ciclistas.