Algunos remedios para prevenir los labios secos en el ciclismo
General

Algunos remedios para prevenir los labios secos en el ciclismo

19
may 2011

Los labios son una parte esencial de nuestro rostro. Mantenerlos saludables y con una buena apariencia solo se puede lograr con un mínimo de cuidado y los remedios naturales son el mejor método de cuidado, pues son los más económicos y no tienen efectos secundarios. Todos los ciclistas sufren o han sufrido de labios secos, que causan grietas y generan bastante incomodidad a la hora de darle a los pedales.

Algunos remedios para prevenir los labios secos en el ciclismo

Motivos de tener los labios secos

Los labios se secan por diversas razones, generalmente fáciles de evitar, y producen grietas y cortes que rápidamente se convierten en heridas con el más mínimo roce o golpe en la boca. A continuación, algunos de los motivos que más influyen en que aparezca la sequedad en nuestros labios:

1. La deshidratación: Cuando la deshidratación de nuestro organismo comienza a estar presente, comenzamos a notar la boca y los labios secos. Lo mejor en estos casos es ir bebiendo líquido cada 10 o 15 minutos, con el fin de mantener una buena hidratación.

2. Los cambios de temperatura: Cuando circulamos con la bicicleta por zonas muy soleadas y de repente nos metemos en un bosque u otra zona a la sombra, la temperatura ambiental cambia bruscamente y ésto afecta a la sequedad de nuestros labios. De la misma manera, cuando estamos en movimiento, la brisa y el viento que percibimos en la cara también pueden provocar sequedad de labios.

3. El sol: Sobran las explicaciones. La exposición prolongada a los rayos de sol produce deshidratación en las zonas de nuestro cuerpo expuestas. Lo mejor, protegerse la cara con una buena visera fijada al casco que proporcione sombra y protección a nuestro rostro.

4. La saliva: Otra de las causas de la sequedad de labios es la saliva. Ir lamiendo constantemente los labios provoca sequedad debido a que la saliva contiene elementos que provocan resequedad en la piel. Esto es muy importante, ya que cuando notamos los labios secos lo primero que solemos hacer es lamerlos, con lo que lo único que conseguimos es empeorar la sequedad.

5. Un exceso de higiene: Otra de las causas que generalmente se desconoce y provoca sequedad de boca y labios. En el interior de nuestra boca existe un equilibrio natural gracias a los microorganismos que se encuentran presentes en la saliva que segregamos. Una limpieza extrema de la boca con el uso de enjuagues bucales, sobretodo antes de salir con la bicicleta, nos va a provocar sequedad en la boca tras el primer esfuerzo. Lo mejor, limpiarse los dientes y un caramelito de menta; nada de enjuague bucal.

Remedios naturales para labios secos

Conociendo los motivos por los que los labios se secan, evitaremos en la mayoría de los casos de ir con los labios agrietados encima de la bicicleta. Pero cuando somos propensos a tener los labios agrietados o ya sufrimos de sequedad, lo mejor es aplicarnos alguno de los siguientes remedios naturales:

Aceite y/o manteca de coco: el coco contiene un tipo de aceite que nuestro cuerpo sintetiza de manera diferente, siendo de fácil absorción para nuestra piel. Este aceite posee propiedades emolientes, humectantes y ayuda a la rápida absorción de las vitaminas, lo que mejora y acelera la regeneración de las células dañadas.

Pepino: su principal componente es el agua, pero también contiene vitamina C y es rico en antioxidantes, por lo que colocando una rodaja de pepino en los labios ayudará a hidratarlos, mejorar el colágeno y proteger del daño solar.

Aceite y/o manteca de mango: al igual que el coco, el aceite de mango contiene ácidos oleico y esteárico, que aportan a los labios suavidad e hidratación.

Aloe Vera: la parte pegajosa del aloe tiene la propiedad de atraer y retener las moléculas de agua, por lo que aplicarlo en nuestros labios es beneficioso para conseguir un extra de humedad.

Sebo: este es mi favorito y quizás suene grotesco, pero el aceite de nuestro propio cuerpo posee cualidades humectantes. Frotar nuestra cara y aplicar esa grasa en los labios es un remedio de emergencia muy bueno y un excelente hidratante para la piel reseca, además de que evitaremos lamernos los labios debido a que psicológicamente lo encontraremos asqueroso. Importante decir que hablamos de la grasa o sebo propia de nuestra piel, y no de sudor que causaría el efecto contrario.

Con cualquiera de estos remedios y conociendo las causas por las que tenemos los labios secos, ya podremos disfrutar de la bicicleta con los morritos bien sanos.