Ahorro se escribe con B. La bicicleta como medio para mejorar la economía española
General

Ahorro se escribe con B. La bicicleta como medio para mejorar la economía española

11
jun 2012

La actual economía española, tan de moda en estos tiempos de crisis y siempre presente en los medios de comunicación de medio mundo, está marcada por el ahorro sin compasión derivado de diversas medidas que nuestro gobierno a puesto en marcha con el propósito de aliviar los efectos de la crisis económica en nuestro país. Sin embargo, a veces invertir puede generar ahorro, y sin duda alguna nuestro gobierno debería plantearse una estrategia de movilidad a nivel nacional centrada en las bicicletas, lo que supondría un futuro e importante ahorro económico para todos.

Ahorro se escribe con B. La bicicleta como medio para mejorar la economía española

Las bicicletas, ¿pueden mejorar nuestra economía?

Mirando a nuestros vecinos europeos, las bicicletas aportaron a la economía londinense cerca de 3.557 millones de libras (más de 4.395 millones de euros) en el año 2011. A esta considerable cantidad de dinero se le puede sumar los beneficios de la industria de los pedales, el ahorro que supone evitar atascos, la menor afluencia a la sanidad pública de los ciclistas urbanos o un menor número de bajas laborales. Este enorme ahorro económico ha sido bautizado por la prestigiosa London School of Business con el simpático nombre de Producto Ciclista Bruto.

Para acercar estas cifras al contexto español, podemos recurrir a un estudio realizado por el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental del año pasado. En dicho estudio, se investigaron los beneficios que produce el Bicing (sistema público de alquiler de bicicletas en Barcelona), y se llegó a la conclusión de que dicho servicio ahorraba 12 vidas al año y evitaba la emisión de 9.000 toneladas de CO2 a nuestra atmósfera. Estos resultados suponen un saldo positivo de unos 21 millones de euros para el sistema de salud pública, una cifra que supera los 15,4 millones de euros que el ayuntamiento de Barcelona invierte cada año en el mantenimiento del sistema Bicing.

Ahorro se escribe con B. La bicicleta como medio para mejorar la economía española

Las bicicletas deberían ser valoradas como un medio de transporte eficiente, ahorrador, rápido y útil en todas las ciudades españolas para que puedan ayudarnos a sobrellevar la crisis económica. Poniendo ejemplos, en Madrid con las nuevas tarifas de metro, ir y volver del trabajo implica gastarse 48 euros al mes en transporte público. De media, en nuestro país el transporte representó el 12,4% del gasto por hogar en el año 2010 según una encuesta del INE, lo que traducido a números significan unos 1.367 euros por persona y año destinado al transporte.

Si hay algo que verdaderamente la gente entiende son los precios. En Inglaterra, la bicicleta pública (patrocinada íntegramente por Barclays), ha convencido realmente a sus ciudadanos. Entre las múltiples razones que pueden haber llevado a los londinenses a pasarse a los pedales, hay una más importante que cualquier otra: las libras. Aunque existen varias tarifas, realizar un trayecto con las bicicletas azules de Barclays cuesta una libra al día, frente a las 4,3 libras que supone el coste del metro londinense. De una manera o de otra, la salud, el bienestar o la ecología pueden haber influido en la decisión de escoger la bicicleta como medio de transporte, pero Londres no se llenó de bicicletas hasta que la economía no empezó a caer de forma importante.

En nuestro país también ha habido un aumento importante del número de ciclistas cotidianos. En el último barómetro de la bicicleta elaborado por la DGT (Dirección General de Tráfico), ya se hablaba de más de tres millones de ciclistas. A pesar de que el porcentaje modal de ciclistas permanece estable, está creciendo la intensidad de uso: el ciclista ocasional pasa a ser ciclista diario y el que paseaba en bicicleta, ahora la lleva hasta el trabajo. De este modo, en el año 2008 solamente el 6,8% del total de ciclistas usaba la bicicleta como medio de transporte, mientras que en el año 2011 esta cifra ascendía ya hasta el 30,3%.

Ahorro se escribe con B. La bicicleta como medio para mejorar la economía española

Durante el pasado mes de Abril, Copenhague (Dinamarca), ha inaugurado su primer tramo de la red de autopistas para bicicletas del área metropolitana. Tiene una longitud de 17,5 Km y transcurre inicialmente por los municipios de Copenhague, Frederiksberg, Albertslund y Rødovre. Estas autopistas están diseñadas para llegar en el menor tiempo posible al destino con las mejores condiciones de tráfico para ciclistas. Además, poseen nodos que las comunican directamente con centros de trabajo, colegios, universidades y estaciones de transporte público. Copenhague pretende crear 26 autopistas que recorrerán unos 300 Km a través de 20 municipios y se espera que el número de ciclistas, ya elevado en el país, se incremente en nada menos que un 30% más.

Todas estas cifras que hemos visto hablan por sí solas. Un plan de promoción de la bicicleta a nivel nacional con inversiones destinadas a la creación de vías adecuadas para ciclistas podría ser una de las recetas gubernamentales mejor aceptadas como medida para paliar los efectos de la crisis en España. Y si al final resulta que el ahorro económico de tal medida no es tan importante, al menos las bicicletas nos provocarán un subidón de endorfinas que igual nos devuelven un poco de alegría a los sufridos habitantes de este país.

Visto en | I Love Bicis