10 consejos para disfrutar de las mejores vacaciones con nuestra Mountain Bike
General

10 consejos para disfrutar de las mejores vacaciones con nuestra Mountain Bike

21
jul 2011

El verano es una de las mejores épocas del año para disfrutar de la bicicleta de montaña. Además de gozar de mejores condiciones atmosféricas, con la llegada del verano se adivinan también las ansiadas vacaciones anuales que todos anhelamos durante el resto del año. Con los siguientes consejos, podremos asegurarnos de disfrutar uno de los mejores veranos en compañía de nuestra bicicleta de montaña.

10 consejos para disfrutar de las mejores vacaciones con nuestra Mountain Bike
  • Pedalea hasta la cima. Prueba a conquistar todas las cimas que puedas ver. Es una forma de obtener una buena sesión de entrenamiento que además de fortalecer tus piernas, mejorará tu sistema cardiovascular y hará que tu organismo funcione de manera más efectiva durante el ejercicio físico intenso.
  • Olvídate del coche. Prueba a usar la bicicleta o incluso caminar antes que coger el coche. Puedes pedalear hasta la tienda más cercana para comprar el pan o el desayuno, o puedes ir a comprar el periódico. Olvidarte del coche es olvidarte del tráfico, del resto de conductores y del estrés de la ciudad, aunque sea por evocación mental.
  • No te quedes parado. Está claro que no puedes ir todos los días subido en la bicicleta, pero tampoco debes quedarte tumbado en el sofá. Hacer un largo paseo a pie o practicar otro deporte diferente como escalada, kayak o running, por ejemplo, harán que diferentes músculos de tu cuerpo trabajen y se adapten, mejorando de forma general tu fuerza y resistencia muscular.
  • No olvides el mapa. Durante las vacaciones resulta ideal disponer de un mapa de la zona en la que estemos, para estudiarlo y trazar posibles rutas y excursiones por la geografía del lugar. También es muy recomendable acudir a algún centro de BTT, tienda de bicicletas o punto de Turismo, para que nos informen de las diferentes posibilidades que tenemos a la hora de practicar Mountain Bike por el lugar.
  • Hidrátate correctamente. Las altas temperaturas y el esfuerzo físico sobre la bicicleta requieren una correcta hidratación por tu parte, para evitar una posible deshidratación. Un par de horas antes de tu entrenamiento, bebe unos 400-600 ml de alguna bebida energética o deportiva con un alto contenido en carbohidratos. Durante el entrenamiento, bebe entre 400 y 800 ml de líquido por hora de ejercicio. Después del entrenamiento, bebe 1,5 l. de agua por cada 1,5 kg. de peso perdido durante el ejercicio.
  • Busca otros compañeros de ruta. Disfrutar en grupo del ciclismo de montaña no solo es beneficioso para el organismo, sino que además es divertido y bueno para tu mente. Conocer otras personas con la misma afición es la mejor forma de motivarte y evitar sentirte aburrido o cansado. Además, si realmente prestas atención, descubrirás otras rutas y otros tipos de técnicas de conducción sobre la bicicleta que pueden valer la pena aprender.
  • Aliméntate bien. Para entrenar como es debido hay que comer también como es debido. Durante las vacaciones se suele descuidar un poco la alimentación, especialmente si nos encontramos fuera de casa. Si queremos rendir al máximo sobre nuestra bicicleta de montaña, debemos ingerir alimentos ricos en hidratos de carbono complejos antes de entrenar, tales como pastas, arroz y legumbres. También es muy recomendable mantener siempre los depósitos de glucógeno de nuestros músculos correctamente cargados, mediante la ingesta de bebidas deportivas con ricas en glucosa durante el entrenamiento intenso. Tras el ejercicio físico, es recomendable reponer el glucógeno perdido mediante la ingesta de carbohidratos complejos divididas en varias tomas, y acompañadas por fuentes de un alto valor proteico tales como carnes magras, huevos o batidos proteicos.
  • Descansa como es debido. Recuerda que estás de vacaciones y éstas deben ser un período de recuperación tanto mental como física para tí. Tómate 2 o 3 días a la semana de descanso y disfruta de la playa, la montaña o de largos paseos por esa ciudad que todavía no conoces. Olvida la bicicleta en esos días y dedícalos en exclusiva a descansar y disfrutar de tan merecidas vacaciones.
  • Participa en algún evento. El período vacacional es ideal para poder participar en algún evento deportivo con tu bicicleta de montaña. Durante el resto del año, la mayoría de personas no tiene tiempo ni ganas de desplazarse a ningún sitio para asistir a un evento de este tipo, pero durante las vacaciones si puedes asistir a algún evento y conocer gente nueva, ver muchas bicicletas y disfrutar de un día diferente y divertido.
  • Prueba el Triathlon. Con más tiempo disponible, quizá es el mejor momento para probar cosas nuevas. Nadar, correr y pedalear es un conjunto de ejercicios que transformarán tu cuerpo en una verdadera máquina del deporte. No se trata de convertirte en el mejor nadador del mundo ni en el corredor más veloz, sino de entrenar diferentes partes de tu cuerpo de manera significativa, que culminarán con un rendimiento superior sobre tu bicicleta de montaña.

Imagen | Panamerican Triathlon Confederation